martes, 5 de septiembre de 2017

Mero trámite

No es de ti de quien se enamoraron mis ganas. Eres un mero trámite. No es a ti a quien echo de menos los lunes por la mañana. Y los domingos. Y las madrugadas largas cuando no puedo dormir. 
De quien yo me enamoré fue de la sensación íntima, personal, intransferible y única que me invadía cuando me sentaba a tu lado y te miraba los ojos, con su luna blanca y la circunferencia del color de la tierra mojada. 

No es de ti de quien sigo enamorada. Sino de lo que sentía cuando estaba contigo. 

No te flipes. No eres tan importante. 

No hay comentarios: