sábado, 15 de julio de 2017

Voces y silencios

Dice mi padre que para qué vamos a ir los tres solos a comer a nuestra casa de campo. 
Ayer también dijo que lo más normal es que cuando los hombres me miren por la calle piensen que estoy para tirarme. Para tirarme a la basura.

Mi padre dice que él sabe que todo lo que hago es para tapar mis penas y mis frustraciones.

Mi padre dice esas cosas y muchas otras que se calla. 

Las oigo. Las escucho. Incluso las valoro. 

También las busco dentro de mi. Porque antes, cuando yo me decía lo mismo por las noches esas cosas me dolían. Volvía a casa llorando. Sufriendo. 

No me gustan, cierto, no me agradan y tampoco las agradezco. 
Pero lo mejor es que por fin, ya no me dañan.

Y todo ocurrió dentro. Sin que él se enterara. 

No hay comentarios: