lunes, 17 de julio de 2017

El amor es un verbo

No solo bastaba el amor con sus cuatro letras y su vozarrón. 
No llega. Ni llenó. 

El amor es sólo un concepto, un eslabón. 
No solo bastaba el amor. Así, tan solito.

Como la jarra de agua fría sin agua fría. Como unos pantalones sin nadie debajo. Como un paracaídas en la taquilla. Como el barquito que no sale del puerto en ningún momento del año. Como un pájaro muerto, como un perro sin dueño, como un corazón que late asistido en la cama de un hospital. 

No solo bastaba el amor tan silencioso retumbando en tu boca. 
Tan allí, tan para siempre pero ahora no. 

Se te paseaba en la boca la a, y la eme cerraba tu boquita de piñón. En la o parecía que fueses a sorber la vida como si fuese un granizado de limón. Y la erre tan sonora repicando en lo alto de las iglesias. Tolón, tolón. 

Luego lo llenabas todo de nada. ¿Recuerdas?
Ay, aquel amor tan tuyo. 
Tan vacío. 
Y tan llena yo. 



No hay comentarios: