domingo, 30 de julio de 2017

Adictos

"El síndrome de abstinencia de drogas duras como el (des)amor tiene las mismas connotaciones que cualquiera de las demás. 
Algunas se tratan con fármacos aunque en este caso que nos ocupa se ha prescindido la receta de los mismos por confiar plenamente en la vida y sus secuaces para paliar los efectos nocivos que causa la carencia de la sustancia anhelada. 
El tiempo y sobre todo evitar la presencia física de la sustancia y la repetición de los lugares, hechos, palabras, sonidos, canciones, recuerdos, escenarios, bares y demás parafernalia, facilitarán el desenganche psicológico del paciente (recalcamos la palabra 'paciente' por ser una de las que mejor definen al individuo que sufre el desamor).
No hay un tiempo determinado de curación, depende de cada individuo, pero se recomienda encarecidamente la confianza plena en que, aunque el camino sea duro y los dolores durante su trasiego abundantes e intensos, la mejoría se irá haciendo palpable conforme se avance por el túnel"

Debe ser algo así lo de desengancharse de una situación a través de la cual te has ido nutriendo y a la vez destrozando durante algunos años. 

Digo yo... No sé. 


No hay comentarios: