sábado, 20 de mayo de 2017

Del color del amor

Tú y tus putas adidas recién compradas. ¿Por qué no te compras un corazón para tapar tu corazón? En Zara seguro que venden. Maquillaje, máscara de pestañas, máscara para las ojeras, laca de uñas, polvos de sol y la madre que me parió. Oh corre, vamos a entrar aquí, seguro que tienen un bolso para la ocasión. 

Y la ocasión se te escapa.

Porque es muy jodido estar quieto, parado, sin poder hacer nada. ¿A que sí? Yo hoy me he comprado un vestido para la boda de no sé quién. Quizá desde los rascacielos de los tacones pueda ver el mar. Quizá desde lo alto del moño pueda dejar de ver el fango, las arenas movedizas y esta vulnerabilidad de la vida más vital. 

A veces querría ser otra. 
Otra. 
Otra. 
Otra. 

Y la ocasión no se me escapa. Me traspasa más bien. 
Y no hay lugar en el mundo donde esconderme ni máscara que ponerme para no parecer yo. 
Soy la que empezó a amarte y ya no paró. 

Y a veces sigue siendo una puta mierda no saber qué hacer con el amor. 


No hay comentarios: