domingo, 12 de febrero de 2017

¿Qué alas ni qué alas?

Lo de que no sepan volar es muy de libros románticos, bucólicos. Muy de frases de google. 

En realidad yo no quiero volar. Sólo quiero andar. Y bajar la basura. Abrir latas de cerveza. O un don perignon de esos que salen en los anuncios. Pasear por la huerta. Oler a vertedero. Darle al play en esa de Bruce y callarme cuando me digas que soy la tía más pesada del mundo mundial. Enfadarme y volvernos a reconciliar. No sé, mierdas de esas. La vida, ¿no?