viernes, 9 de septiembre de 2016

La luz del después

Y si esta fuera la noche oscura del alma 
de la que hablan los poetas. 

Y si este infierno fuese el último. 
Si este negro, 
este abismo, 
este duelo. 

Y si me pareciese a la naturaleza, 
al planeta, 
a las estrellas, 
y después de esta madrugada 
amaneciesen los pájaros 
cantando en sus nidos, 
alegres, 
tibios,
livianos. 

Y si a esta yo, 
tan pequeña, 
tan sola, 
tan en medio de esta cueva,
se le iluminase la superficie, 
y las tripas se revuelvan 
y los recuerdos se desvanezcan
y se giren las piernas 
mirando a la luz del sol, 
del mañana por la mañana, 
del después de este ahora, 
y de repente, 

porque sí, 
porque sí, 
porque sí, 

esta fuera la última noche oscura del alma 
de la que hablan los poetas. 



No hay comentarios: