martes, 9 de agosto de 2016

Negro oscuro casi marrón


Los conocéis? Sabéis quiénes son? Negro el esqueleto, cuevas detrás del pulmón. Se esconden tras lujosas copas de tinto girando para esparcir el olor. Son ellos, los de las guindas en el pastel, los de las gafas de sol, los que detrás de la corbata se cuelgan el rencor. Los que predican y pregonan el amor en verso, los de las canciones de rock, los que convierten la belleza en fotografía, en escultura, en poesía pero que jamás se dejan taladrar. Los de las flores en las apariencias, las cortinas relucientes y la oscuridad escondidita en la aorta que les atraviesa el corazón.

Los conocéis? Sabéis quiénes son? Los seductores de los bares de moda, los de la envoltura, los de la cárcel con barrotes abiertos, los de las puntitas de los pies en forma de piedra de tanto andar así. Los buitres disfrazados de colibrí. Los de las palabras vacías, huecas. A los que le falta la verdad en la experiencia. Los que se cuentan oh, qué bonito pudo ser pero ella me dejó. Los que saben la verdad verdadera aunque se engañen cada mañana por la mañana.

Los conocéis? Sabéis quiénes son? Los que tienen tanto miedo de que les veas de verdad que cuando te asomas vuelan, despegan, se alejan. Los que han sido amados por mujeres valientes aunque tuvieran mucho miedo entre las piernas. Los de la sombra alargada, los atractivos, los ambiguos, los ahora sí pero después no. Los que no se gustan, los que no se quieren, los que no se soportan, incapaces de reconocerse así fingirán ser dios, tu dios, oh venérame.

Esos, los cobardes.

No hay comentarios: