domingo, 26 de junio de 2016

Te acuerdas cuando decíamos aquello de cuando dejes de buscar aparecerá? Cuando me bebía todos los libros para crecer creciendo y en todas las contraportadas se podía leer 'si lo tienes que pedir no es amor'?

Ya no es eso.
Ahora ya no nada de lo de entonces.
No busco.
No pido.
De fuera obtengo lo mismo.
¿Dentro?
Dentro estoy, por fin, yo.



No hay comentarios: