miércoles, 8 de junio de 2016

Pero qué cojones? De verdad que me está pasando esto a mi? De verdad verdadera?
Pues mira, sí.
Que no puede ser... Que sepas que yo era lista. Antes. Cuando iba de rubia.

1. Tu capacidad para sentir tal vez anuló tu capacidad de observar. Tenías tantas ganas pequeña... tantas ganas de que saliera bien.
2. Eso por un lado. Por otro... Confiabas en lo que oías. No se te da bien pensar que te mienten, tiendes a creer que si tú dices la verdad, los demás van a hacer lo mismo.
3. También puedes juntar tu afán desmesurado porque alguien parecido a tu padre te quiera mucho muchísimo. Y él era la radografía de aquello. Sigue sigue, que al final lo consigues. Puta frase.
4. Qué más? Pues tu generosidad emocional. El querer ayudar a otro que dice que tiene laberintos en las sienes. Como si tú hubieses desenredado los tuyos. Pero sí, te entiendo, si lograste desliar un par de centímetros de la madeja interna, lo que te sale es mostrarle al otro cómo se deshace ese tipo de nudos. Pero no, tampoco.
5. Te pone lo complicado. No me malinterpretes, me refiero a que como buena aprendiz de heroína desde los cuatro, o los cinco, creías que las aventuras eran lo tuyo. Una amazona, una india salvaje. Una guerra? Espero que me desnudo y voy.
6. Con el rollazo aquel de aprender a amar todas tus partes marrones casi mierdas y tanto leer libros de esos que tu madre odiaba, creíste que ahí residía la cuestión. Y aprendiste a amar las suyas también. Tanto que olvidaste que tienes algunos límites. Que son buenos. Que son adecuados. Que puedes entender a un asesino si el cabrón te cuenta sus por qués pero de ahí a tolerarlo, quererlo a tu lado y abrazarlo por las noches, pues... Vamos, que se te fue de las manos tu capacidad de comprensión y empatía.
7. Confiar en que tienen humanidad los humanos. Sólo por el hecho de serlo. Pero no, tampoco.

... Un montón de cosas más.

A que entiendes perfectamente que te haya pasado todo lo que te está pasando?
Sí.
Pues déjate de mierdas y sigue.
Sigamos.




No hay comentarios: