viernes, 1 de enero de 2016

Cuando Amaral escribió 'Sin ti no soy nada' era pequeñita e indefensa. Apuesto a que soñaba eso de 'cuando sea mayor quiero ser feliz'. Y entonces, hace un rato, unos meses, escribió 'Unas veces se gana y otras se pierde'.

Y entonces sientes la magia. Que por ahí, al otro lado del mundo, hay alguien que se parece a ti.


[...] Son las brasas de una llama extinguida, 
donde me dejé la vida intentándola avivar. 
¿Para qué perder el tiempo en convencerte? 
Unas veces se gana y otras se pierde.[...] 


[...] He aprendido a lamerme las heridas, 
renacer de mis cenizas y volver 
a comenzar. [...] 

No hay comentarios: