sábado, 8 de junio de 2013

Reno(i)vando

Hay un corazón erguido con ganas de encuentro, hay humor para deshacer penumbras, hay batallas internas a favor del olvido.
Hay líneas de salida en cada canción que escuchas.
Hay saber y conocer, y movimiento y camino.
Hay terribles pesadillas despidiéndose del que eras.
Hay nuevas sendas transitadas, un modelo, un espejo. Mentiras deshaciéndose.
Hay cuidados, ideas, masajes en el pecho. Y hay por fin pastillas para soñar que hacen efecto.
Hay cafés, refrescos, tilas, batidos, meriendas y cenas que se pasan la vida pensando en ti.
Hay quejidos sonando flojito flojito.
Hay cavernas que ya no frecuentas, cuevas sin techo donde aprendes a esconderte de nada.
Hay un hombre convertido en algún otro; más pleno y más entero.

Te miro y vuelvo a creer en eso, en la magia que siempre nos hace nuevos.


Y sí, te quiero

2 comentarios:

Pirata cojo dijo...

Hay un ay

Iván dijo...

Hay y habrán muchas cosas y momentos. Ojalá las sendas nunca se terminen y cuando parezca que lo hagan, y me conduzcan hacia atrás, habrá algo que me recuerde que hay huir de las cavernas, porque las sendas hacia adelante son infinitas.

Y sí, también te quiero.