viernes, 7 de junio de 2013

Qué dónde está la felicidad? En las tostadas. Creo.


Inventemos dos tonterías más, de las de echar a correr para ver quién toca antes esa barandilla roja. Alcancemos cimas creadas para la ocasión, desordenar el invierno y ordenar los armarios de temporada. 
Yo tampoco lo sé. 
No tengo ni idea de cómo hacer andar a estos bloques de hielo con diez deditos al final. Quizá se trate de quedar para cenar, de estrenar un vestido rosa, de reservar una habitación cerca del mar. 
Yo tampoco lo sé. 
Recrear un sendero por donde transiten sueños y utopías. Una ruta que nos lleve a algún lugar desde donde partir hacia otro. Una bandera transparente. Una alfombra mágica de las que venden en ikea. 
Yo tampoco lo sé.
Puede tratarse de un almuerzo de mantel de cuadros, césped y un par de latas abiertas a golpes. Que se te olvide el abrebotellas, que te limpies la boca con la manga y acabes corriendo desnudo por la orilla del mar.
Yo tampoco lo sé.
Puede que sólo con esto, con escribir mundos que no existen, le baste a mis piernas de hielo para comenzar a corretear entre las esquinas del día.
Yo tampoco lo sé

No hay comentarios: