viernes, 7 de junio de 2013

Claro que sí campeón


Y qué sabréis vosotros del amor que en los desayunos en la cama pensáis en las mollitas de pan que untarán las sábanas. Qué sabréis del amor hecho palabra si en los poemas que os regalan veis artículos para un concurso literario. Y qué de los besos con lengua pensando en lavaros antes los dientes, qué de los masajes negados porque oléis regular, qué de las frases célebres pastelosas por email quemarcáis para leer un poco más tarde. Qué de las cervezas abiertas sin que las pidas y vas y miras la marca a ver si es de las caras. Qué de los polvos salvajes en los probadores de las tiendas de firma ostentosa porque uy que nos pillan uy que nos ven. Qué de abrazos larguísimos en plena gran vía que os hacen sentir incómodos porque los bichos-palo-humanos os están mirando demasiado. Qué sabréis del presente eterno que cabe en una ducha a medias porque oh dios mío cuánta agua estamos gastando. Pues cierra el grifo mamón y utiliza el jabón de tu lengua. Qué de las peticiones de amor que acaban comparándote con un perrito pequeño, qué de los mensajes prehistóricos a un móvil de madrugada porque te despertaron en el primer sueño, como si no tuvieses tiempo para dormir cuando te mueras aburridísimo y asqueado por no haber sabido aprovechar ni una de las mil trescientas muecas que te ha hecho el amor en las esquinas de tu lamentable vida.

Más o menos

No hay comentarios: