martes, 6 de marzo de 2012

Unánime no es una palabra real



Me han comparado con esto en una de esas metáforas que tanto me gustan...
Mi ego dice que... Mi ego no para de hablar, pero sé contrarrestarlo con el silencio.
Y ambos estamos la mar de bien

4 comentarios:

silvo dijo...

Eso es equilibrio.

No piede existir la unanimidad, si duddamos de nosotros mismos, pero si confluencia de intereses.

Esa maravillosa Pietá la he visto el verano pasado en la Basílica de San Pedro

Besos Nebroa!

Capehorn dijo...

Puede serlo, igual que la memoria, el silencio, el ego y la comprensión... tantas cosas más.
Tal vez la unanimidad no sea real, pero es bonito el consenso :)

Capehorn dijo...

La pietà...maravillosa.
Hoy acunando con silencio el ego en el regazo.

Nebroa dijo...

Hay consenso entre iguales, pero no todos los humanos somos iguales por tener agujeritos en la nariz y dos orejas en los lados de la cara.
Unanimidad es poner el mundo de acuerdo, el mundo, todo. Y el todo es imposible...
Aun así, sí, es bonito el equilibrio entre muchas miradas :)O algunas. O incluso dos.