lunes, 12 de marzo de 2012

Donde al ir no te vayas tú detrás

Debería haber un lugar donde ir esta tarde, sueltos y libres, de pasado y contratiempos. Un lugar ajeno, lejano, aquí mismo, a la vuelta de todas las esquinas que doblamos. Un lugar al que huir sin llevarte la vida detrás. Un lugar de olvidos y nacimientos, momentos recién paridos y bautizos de vino blanco. Un lugar para esta tarde, donde haga sol y la memoria se quede presa en la guantera, olvidar lo complicado y masajear con bálsamos de aceite las heridas desplegadas a borbotones. Un lugar, ese que estás pensando, sin nada por delante y nada por detrás, ni cuerpo ni versos ni recuerdos ni, fíjate lo que te digo, sueños. Un cero. Ni siquiera una salida, una nada donde respirar calentitos y pensar de nuevo, pensar efímero. Aniquilar el resto de reflexiones que se te acumulan en las botas, ni pies ni suelas ni tacones de vértigo y vómitos. Un lugar, ese que estás pensando, el mismo en el que piensas todas las jodidas noches en las que la vida parece una mísera cosa. El lugar donde el privilegio de estar vivo sea la única bandera ondeando en la frontera de ese sitio pequeñito, tan pequeñito donde cabes sólo tú y no dejan entrar a ninguna de tus otras partes. 
Alguien vendría luego, megáfono en mano a susurrarte en el oído que la vuelta se acerca, que sí, que hay que volver a lidiar en las plazas, a bordear barras de bar, a sentarte en el bordillo a esperar que no sé quién salga ya de trabajar. Vale. Volvería, a ojos cerrados y con empujón en las piernas. Sí. 
Pero ahora debería existir ese maldito lugar. 

3 comentarios:

pecadocapital79 dijo...

Un lugar al que huir sin llevarte la vida detrás.

Todo es bueno, pero eso, no sabes cuantas veces he pensado en eso, no tan sutil como tú lo has escrito.

pd: Si lo encuentras, pon remite please.

Nebroa dijo...

Sólo puedo decirte que allá por diciembre, hace tres meses, escribía esto:

"Si al menos supiera dónde se puede escapar sin que toda la vida se venga detrás"

Lo peor es que... fue escrito ahí, pero está dentro desde hace infinidad de años :)

No sé, quizá otro día, en otro rato, queramos fugarnos a ese otro rincón donde todo lo que hemos sentido, dicho, hecho y bla bla bla sea lo único que quisiéramos llevarnos. También nos lo contaremos :)

AN... dijo...

Amen ... Si lo encuentras y te vas , avisa para que te siga , porque mi paz esta donde te pueda leer , visitar tu orilla , me hace mirar en mi interior , y hablo con ese desconocido que vive en mi ,,, un besi