martes, 31 de enero de 2012

Yo he visto cosas que vosotros no cre...

Lo confirmo. Hay un mundo donde van todos los que se desmayan. Anoche fui, a eso de las doce, justo cuando el martes empezaba a dar su jodida y cansada cara de todas las semanas. Hice algo por primera vez, me lo recomendó Maeve hace unos días, algo que hicieses con el alma. La verdad es que no sé si es el alma lo que sale cuando tu cuerpo desaparece, cuando no tienes ni la más mínima idea de que eres un cuerpo con piernas, agujeritos en la nariz o una exposición de dedos en las manos. Te vas. Cuando te desmayas te vas a otro lugar. No es como cuando duermes (a veces, porque otras te vas a vivir a los sueños), es como haberte tomado ocho tripis. En mi vida he tomado un tripi pero a juzgar por la cara que traen los susodichos, debe parecerse. Había ruído, colores y tres millones de imáganes sucediéndose a la vez. Fue tan extraño. Y, perdónenme quienes se desmayan con frecuencia sin quererlo, fue maravilloso. La bajada de tensión, pulsaciones, sudor abundante y nauseas insoportables no tienen nada que ver con el asunto. Eso es horrible, se mire por donde se mire. Yo hablo de dónde cojones se habrá ido la mente. Yo estuve allí. Impresionante.
Luego vuelves, al cuerpo, a las piernas, a los agujeritos de la nariz y a utilizar los dedos. Ves el techo, una puerta en posición erguida y tu cuarto de baño moviéndose enérgicamente. Pero ya has vuelto. Estás de nuevo en el único lugar habitable para tus ojos. El aquí. Y la coca cola y el aquarius, y la madre que sube asustada y el teléfono que llama al médico de guardia. Estás a salvo, todo bajo control. 
Pero qué queréis que os diga, si visitar eso no conllevase los daños físicos colaterales, estaría sacando, ahora mismo, un billete de ida a esa ninguna parte. Os lo contaría a la vuelta. 

4 comentarios:

La reina de la miel dijo...

¿Has probado la anestesia general? En el quirófano sonaba Sting. Les dije que con eso me dormía sin pinchazo. Luego me fui a ese sitio que dices.

NoSurrender dijo...

A mí me pasó sólo una vez. 8 de abril de 1986, Sala Universal, Madrid, Concierto de Jonnathan Richman.

Ay, qué viejo soy

Maeve dijo...

No si...será culpa mía, encima.

Nena, que yo me refería a que experimentaras para ti misma otras cosas.

Anónimo dijo...

la zona intermedia entre este plano y el adyacente, el plano astral se describe de la manera que cuentas. Ruidos, colores en caleidoscopio pero más. mucho más. La conciencia abandona el cuerpo temporalmente, aunque todo esto ya lo sabes, o no?

LeO