jueves, 12 de enero de 2012

Tener o no (re)tener

Vendí el ford para comprar un seat, aunque ese no fuera el objetivo; lo que perseguía era tener algo de dinero sobrante entra la compra y la venta para poder fumarme todos los cigarros que quisiera y beberme cuatro cafés al día. O cinco. Algunos me dijeron que la evolución no es esa. Que uno empieza con un seat rojo de segunda mano, pasa por el ford negro y termina sentado en un descapotable burdeos recorriendo la ruta sesenta y seis. Les contestaba que había descubierto mi propia evolución, me di cuenta de lo prescindibles que son los colores brillantes sobre cuatro ruedas y lo maravillosamente importante que es fabricarte una ruta en los pulmones de esas que no acaban nunca. Luego puedes recorrerla en bicicleta, o andando sobre chanclas de playa o incluso descalzo sometiendo a excesos a los diez dedos que te dieron. Pero no. Ellos seguían viendo en mí una fracasada que les facilitaba no mirarse las entrañas. Se hubieran dado cuenta de que, cuando el sol se va y los años llegan y la vida se parece a una noche eterna, un coche no te lleva a ninguna parte y sin embargo, tus pulmones, rodeados de kilómetros de gente, pueden llenarte tanto que ni siquiera el cielo existe como límite. Se parece a lo de ir en un descapotable pero este, además, cambia de color cada vez que te mueves. 

No sé por qué los concesionarios siguen llenos de gente. 
En mi pueblo hay uno que tiene maniquís tras los cristales. 
Como la vida. 


2 comentarios:

silvo dijo...

La evolución es como uno quiera, en realidad hay que evolucionar a estar más feliz y eso no lo marcan los objetos, besos Nebroa!

Zara dijo...

Lo ÚNICO importante en esta puerca vida (además de mi hermana xD) es ser feliz.
Lo demás da igual.
Da igual el medio...
La gente es infeliz porque no sabe lo que quiere :s todos creen que quiere un coche y luego... pues pasa lo que pasa :P hay que mirar más padentro... y más palante, y menos alrededor... que miramos alrededor y todos tienen coches, todos tienen casas, todos tienen hijos... y como somos humanamente subnormales, seguimos la línea de lo estipulado correcto y tenemos coches, casas, hijos y no pensamos si hubo otras opciones, o si realmente eso era lo que queríamos.
Yo también prefiero tomar café cuando me apetece en la facultad, entre clase y clase, antes que comprarme ropa.
Prefiero ir a ver a Ruibal y La Canalla el mes que viene antes que comer JAJAJAJAJAJJAJAJ

Y bueno, si me hubiera quedado en Murcia... probablemente tendría coche. Y vida más fácil. Y comida hecha en la mesa al llegar de la universidad. Y dinero para salir los viernes. Y planes para salir los viernes. Pero no me interesa xD y ahí está la gente, preguntándome por qué y diciéndome más o menos lo q a ti por tu cambio de coche ajajjajajajjj

P.D: la virgen, te escribo poco, pero cuando te escribo no paro.
Me voy :P
Mua