martes, 17 de enero de 2012

Obligaciones: Dejarte ver por los alrededores

Ayer fui al bar de los lunes literarios por las razones que habitan en el título. Había un concurso: Tema y límite de 50 palabras para un micro-relato. El tema era 'La Incomunicación'.
Salieron estas dos cosas de abajo y metí el segundo en el cubo de los participantes; 

'No me importa tu memoria'
Alrededor de los besos no había palabras ni quedaban restos de otras bocas. Cada uno la suya exponiéndola al otro. Así, en presente, la lengua era lengua y cada diente un diente. En sus nuevas salivas no había ecos de otras historias. Nacía una propia; el amor cogió las riendas.

'Decir sin contar'
En el bar nadie hablaba, veintidós papeles sobre la mesa hacían de lenguas. Escribieron, dijeron, expusieron los adentros en absoluto silencio. Nunca antes cuarenta y cuatro ojos dijeron tanto sin tener que abrir la boca. Y sin embargo, cuando el jurado recogió los versos, nadie se había comunicado con ningún otro.

No gané, si lo hubiera hecho ahora estaría leyendo un lote de libros y bebiendo ron del que no me gusta. Tampoco es que me creyera vencedora en ningún momento (como en mis restos de momentos). Aunque qué quieres que te diga, quizá a estos ojos le hubiera servido el ron para olvidar que no saben cambiar. Pero no. 
Hoy la ganadora, que a pesar de que no me gustase su micro relato, hizo un discurso digno de admiración y a la que sólo por eso le daría todos los premios del mundo, hoy tampoco está leyendo ni bebiendo, dejó el ron y los libros en el bar, desprendiéndose de los resultados y disfrutándose sola. Por eso la admiré. 
Su relato constaba de cuarenta y siete palabras iguales. La palabra era 'bla'. Y venció. 
Consiguió plasmar en 'bla bla bla bla bla bla...' todo ese ruido que no dejamos de escuchar en muchas de las bocas que nos rodean. Hablar sin decir nada. Es tan real que supongo que el jurado también se sintió identificado. Hubo dos premios más, el tercero bien merecía ser el ganador, habló de la extendida incomunicación entre tu peluquero y tú cuando hablas de esa unidad métrica que son 'las puntas'. 
Me gustó pasar el rato allí, aunque en realidad estuviera en muchos otros sitios a la vez.


11 comentarios:

silvo dijo...

El segundo es más descriptivo respecto a la situación cel escritor, anda que escribir sobre la incomunicación tampoco es sencillo, el primero es premio de habilidad pero "relato..", bueno me parece la incomunicación hablando pero dos personas hablando cada quien de su tema también lo expresaría muy bien y sí sería relato, besos Nebroa!

Nebroa dijo...

Sí, eso pensé. Que es cierto que la idea es buena. A menudo escuchamos 'bla bla bla'. Y a menudo decimos 'bla bla bla' cuando nos comunicamos. Pero sí, pensé que si el premio consistía en el mejor microrelato pues... no, lo que se dice un microrelato no es. Pero vaya, suena a perdedora ofendida! jajaj Y no es el caso! :)

Bubo dijo...

Yo lo hubiera dejado en una sola "palabra": Shhhhhhh.

Esta bien ese tipo de cosas.

Nebroa dijo...

Pero es que tenían que ser cincuenta. Así que cincuenta: schhhhhhh

El silencio y otras palabras dijo...

Estoy contigo: bla bla bla no es un micro relato, es la incomunicación en si misma. Y que eso te haga pensar y entender deja muy clarito que hoy en día ni sabemos decir ni escuchar.
Pero no me hagas caso, será que yo no entiendo de esto...

Anónimo dijo...

Hace tanto frío, que vivo encerrado en ropa. Por eso, cuando siento el hierro del cañón en mi cara me asusto. Dámelo todo y no te mato, me dice la malvada atracadora, sobresaltado me desnudo mientras ella se viste mis ropas. Mientras muero congelado ella se marcha.

LeO (47 palabros)

Nebroa dijo...

T'entiendo silencio. Fíjate, quizá precisamente en el acto de premiar ese corto se hizo presente la incomunicación más palpable del lugar este donde vivimos.
Premiar algo siempre es complicado. Yo creo que todos somos buenos. Que todos somos los mejores en alguna cosa. Falta saber qué cosa es la que premiamos. Este mundo, del que cada vez entiendo menos, ha optado por poner en salas de exposición cuadros negros. Un cuadro negro posaba en un museo hace poco. Y sí, es un buen cuadro si lo que se premia es el color negro. Pero la cuestión eeees... qué coño premiamos a diario? Yo cada vez veo más y más consolaciones.
Vale, jajaj olvida el párrafo eh? que creo que sólo me entiendo yo y ni eso!

Nebroa dijo...

Leo... Lo siento pero tampoco hubieses ganado en el concurso de ayer!! No tiene cincuenta palabras y además, todo el mundo sabe que desnudos perdemos la capacidad de comunicarnos y pasamos directamente a la conexión. Y ese no era el tema de ayer... ;)

Nebroa dijo...

http://loslunesliterarios.blogspot.com/2012/01/muchas-vidas-en-50-palabras.html

Que ahí está el blog oficial del bar y sus jornadas de lunes, por si queréis sopar! Por un pelo no se me ve en la foto! jajaj Os quedáis con ganas de admirar mi belleza. Cuando gane algún jamón en un concurso prometo subir la imagen

La reina de la miel dijo...

Coño, y yo que ya me había hecho a la idea de que eras la morena meditabunda del fondo, junto al perchero...

Nebroa dijo...

La del escote de vértigo? la que mira a la pared?la que tiene ojos de miedo?... soy mejor!! jajaj