viernes, 13 de enero de 2012

Lo único que no se fabrica con empeño

En esta cueva habita una troglodita que plantaría tomates para sobrevivir y alimentaría gallinas de huevos de oro. Vive una ejecutiva que sube cada noche al Empire State a despedir al sol. Una gandula de nacimiento capaz de criar yagas en la espalda de no moverse de la cama. Trotamundos y correculturas, tres meses en las ciudades que crean el centro del epicentro de cada país. Vive una rica, con criados y escolta, chófer y bombones de chocolate en bandejas de plata en rincones de una mansión. Una indigente. Visitante habitual de los sótanos de los puentes, de los aparcamientos públicos con peldaños cómodos para dormir bajo mantas regaladas. Reside la que vive con lo puesto y lo descompuesto. La líder de una banda de rock. La solitaria cantante con acústica a cuestas. Patrón de un velero que atraca puertos cuando las farolas sirven para algo más que para estorbar. La madre de una familia hermosa, numerosa, que duerme con un ojo abierto vigilando a sus cachorros. La dueña de la finca más grande de todas las fincas, caballos y perros, queso fresco y vino rigurosamente catado a diario. La chica que no tenía estudios y se inventó una nueva profesión a fuerza de pensar cómo ganarse la vida sin hacer nada para ganarse la vida y perdiéndola en cada esquina. 

Vivió en mí la de treinta y muchos, la del mar al borde de los ojos de tanto que lloró. 
La que sólo soñaba con sentir un amor a este lado de la vida. 

3 comentarios:

BarbaKana dijo...

Que bueno.
Salgo de la jungla,bebo aqui y me vuelvo a entrar.
Una pasta en libros que me estas haciendo ahorrar.
Me gusta leer escritores de carne y hueso y carne,carne,carne.
Dulzura triste de plutonio.
Pequeñas dosis no letales.

http://www.youtube.com/watch?v=aifshzHoZ7A&feature=related

Nebroa dijo...

Está sonando Barba. Y algo se mueve dentro. No sé si llorar o bailar. Creo que estoy haciendo las dos cosas. Y creo que eso es bueno.

Gracias por venir a decir, sin decirlo, todo aquello que necesito escuchar.

Nebroa dijo...

me acabo de enamorar de esa canción