domingo, 15 de enero de 2012

Intentar siempre fue de pobres

No puedes tratar de hacer cosas, simplemente debes hacerlas
Ray Bradbury

19 comentarios:

Maeve dijo...

Tenemos un Plan Estratégico:
Se llama " Hacer Cosas"

Nebroa dijo...

Me acabo de encontrar con esto, Maeve:

¿De verdad quieres hacerlo?

Anthony explica que una cosa es tener ganas de hacer algo y otra es la fuerza de voluntad. La primera es estar abierto a aprender cosas nuevas, es una cuestión de humildad, más no implica una determinación firme.

La fuerza de voluntad, en cambio, es reconocerse a sí mismo que lo que se va a realizar es beneficioso para su vida, primero hay que evaluar, discernir y decidir. “Aquí la persona va a necesitar una determinación firme porque pueden haber muchas cosas que lo distraerán, pero si tiene una meta clara no hay de qué preocuparse”

Qué? Qué dices al respecto?

Maeve dijo...

Me parece un poco demagógico. Sí, mu bonico y tal. Pero tal.

En Wicca, se dice que es diferente el querer que el necesitar. Necesitar proporciona emoción y es la emociçon lo que nos permite alcanzar las cosas.

lo que ocurre ( esto lo digo yo, ¿eh?) es que no sabemos diferenciar lo que nos produce emoción, lo que necesitamos. Hemos perdido la capacidad de leer entre líneas. Así, sentimos algo (no sabemos qué) y nos ponemos a dar vueltas a la sandía hasta que decidimos que "queremos" esto o lo otro. Las cosas, así, difícilmente pueden funcionar bien.


A mi me ocurre mucho que me basta con hacer eso que tanto quería una sola vez para saciarme. Y me quedo con una cara de pava... " pero esto no iba a ser ya para siempre con lo que me ha costado llegar hasta aquí?" Pues no.

¿ Quién coños en Anthony?

Nebroa dijo...

Qué coño es Wicca?
Si entramos directamente al tema: qué coño es necesitar? Y qué es de verdad lo que necesitamos? La cuestión puede extenderse horas.
No sé la diferencia entre necesitar y querer. 36 años para esto. Necesitar necesito pocas cosas, respirar, comer, dormir, cagar y beber, creo.
Si no follo no me muero, digamos.
Así que en mi caso sí, 'necesito' muchas más cosas que las propuestas como necesarias.
Bien. Eso por un lado. Si lo necesito lo busco. Me muevo en la rueda que esté más cercana, a mi propio parecer, que además va cambiando con el tiempo, y voy a por ello. Bien también. Es el motor. El deseo es el motor.
En medio, como dice Anthony, que no tengo ni puta idea de quién es, la fuerza de voluntad se me va yendo por los lares porque quizá, mi deseo va cambiando. Y así me lleno de motores continuamente, el motor que me lleva al sexo, el que me lleva a escribir, el que me lleva a juntarlo todo en un libro, el del amor, el de la estabilidad, el de recorrer el mundo en barca de dos ruedas. Y deambulo. Claro que deambulo. Me he pasado la vida deambulando. Deseos cortitos? deseos conseguidos? Anhelos perseguidos? Anhelos que ni de coña me han llegado.
Y encima creo que la emoción no es la esencia. Esto es, hacemos cosas para lograrla. Perseguimos cosas. Nos maneja. Y no sé dónde leí que no es bueno que te dirijan las emociones.
Qué quiero? No lo sé. Hoy? un amor en el sofá. No está y nunca llegó. Siento que lo necesito? No lo sé. Lo quiero? Yo qué sé. Sí, se supone que sí... pero. pfff...
No espero que entiendas nada porque como queda bastante claro, yo tampoco lo entiendo. Pero eso.

Hacia dónde voy, va a enriquecerme, llenarme, va a producirme algo especial, digno de ser sentido? Pero si es que no sé a dónde voy muchacha, pa qué tengo un blog entonces? :s

Maeve dijo...

Los cojones de Herodes.

¿ Cómo que guiarte por tus emociones no es bueno? ¿ por qué te vas a guiar en la vida sino? ¿ por la hipoteca, por lo que "se supone que tienes que hacer y conseguir", por lo que esperan los demás de ti?!

Pa' qué estamos en esta vida, para qué estás tú, ya puestos. ¿ qué buscas? ¿ " LA FELICIDAD"?

"la fuerza de voluntad" es la frase en la que se cobija la gente que camina por la vida apretando los dientes en dirección hacia donde se supone que "tienen" que ir.

Durante 15 años de mi vida entrené 2 horas al día. Cuando haces tantísimo ejercicio, lo que te mueve no es la fuerza de voluntad, o la disciplina. ( es verdad que los días malos tienes que hacer un esfuerzo de aupa para levantarte del sofá, pero no lo haces por fuerza de voluntad. Lo haces por el conocimiento que te da la experiencia de haberlo hecho mil veces antes. Porque conoces la recompensa y porque conoces qué ocurrirá en tu cabeza si no lo haces)

Fuerza de voluntad necesité para dejar de entrenar. Y la tengo que poner a prueba cada día. Ahora mismo lo estoy haciendo: Aprieto los dientes para conseguir una cosa que no quiero. No me queda otra.

Si intentas lo mismo, aunque sea por caminos diferentes, mil veces y no funciona, es el momento de reflexionar sobre las bases. Tal vez estén equivocadas. ¿ de verdad lo que quieres lo has elegido tú?

Yo quiero sexo. Siempre que lo quise lo tuve...si estaba dispuesta a pagar el precio necesario para ello ( ligar es taaaaaan aburrido)
Quería amor.

Tú tienes amor Nebroa. Mucho. Es verdad que no es el amor romántico que deseas. También es verdad que estamos infestados, engañados, podridos con la idea del amor romántico hasta un punto que, perseguirlo, nos destroza la vida.

No me digas que para mi es fácil decirlo, porque tengo una pareja que me quiere y a la que quiero.

Ese hambre no se pasa con comida.

Creo que estás equivocada.

Nebroa dijo...

Lo de las emociones, pequeña saltamontes, iba más en el término ese de dioses y espíritus que somos y no sé qué. Déjalo!
Ya, sé de lo que hablas. Claro! Es que el deseo (emoción) es el motor. Por lo que nos va a traer, o por lo que creemos que nos traerá. La primera vez que empezaste a entrenar, no tenías referencias de qué suponía para ti, cómo iba a recompensarte. No? Lo hiciste moviendo esa fuerza de voluntad. Por qué? algo intuirías. Aunque sólo fuese intuición, una emoción sin nombre, lo que fuese. Algo te movía a hacerlo.
Ahí es donde recurro a lo de la fuerza de voluntad que dice el santo este de Antonio. Quieres algo, no se sabe en qué está basado, de dónde sale, pero lo quieres, porque crees que te traerá no sé qué cosas.
Sí, me he empecinado en el amor. Y he investigado en las causas muchas veces. Creo que es algo mío. Íntimo. No por lo que me han impuesto. Aunque vete a saber, mis sentencias no son inamovibles. Yo creo que es algo mío. Pero supongo que una vez más tengo tiempo para volver a preguntármelo. Sí. Ya sé que tengo amor. Sí, aquí dentro muchísimo. O eso creo. No sé qué pasa, la verdad. También creo que ya dejé de perseguir el amor romántico que citas, pero sigo destrozándome la vida. Asumo mi responsabilidad.

Ya sé que crees que estoy equivocada, aunque también creo que hablamos de lo mismo, fíjate.

Ahora bien, dime en qué más cosas ves errores!

Maeve dijo...

La primera vez, las primeras veces ( son muchas las primeras veces cuando te dedicas a algo en cuerpo y alma)
me puso en marcha la necesidad. El deseo. ESO es emoción.

Querer no es desear. Querer no es necesitar. Yo quiero unas planchas para el pelo, pero necesito un beso con lengua. Y no es por lo material, verás.

Yo quiero amigos que me respeten como soy y que me comprendan. Pero necesito un abrazo tuyo. Lo deseo. Emoción.


Yo nunca perseguí el amor romántico. Yo quería/ yo quiero vivirlo todo. Comérmelo todo. Beberlo todo. Lo necesitaba. Lo deseo.

Emoción.

Nebroa dijo...

Vale... Al final, como tantas otras veces, los verbos, palabras y formas de expresar, hacen que parezca que diferimos cuando no es así.
Está bien. Es deseo y es necesidad. Un amor. Emoción.
Quiero que mis letras estén en un libro. Pero necesito escribir. Sí, son dos cosas diferentes, como bien citas.

Yo necesito sentir en mí ese amor. Y sucede, me sucede. Esta vez me ha sucedido. Me mueve eso. Lo siento dentro. Me pregunto que si con el sólo hecho de sentirlo no veo resuelto el deseo... Es mío realmente? Por qué mi deseo depende de otros? Demasiadas vueltas.

Hacer cosas. Vuelvo al tema. Muchas de las cosas que me he planteado hacer, sólo las quiero. No las deseo. Por eso para mantenerlas tiene que aparecer la fuerza de voluntad, porque no sé dónde me he dicho que me llenarán. Y sé que no. No de la manera en la que me 'llena' lo que responde a las emociones y deseos que mencionamos. No necesito ir mañana a un bar donde se manifiestan 'lunes literarios', pero me impongo hacerlo. También conozco mi mente y sé a dónde va si la dejo manejarme.
No sé nada Maeve. Hoy no sé nada.
Y no sabes cómo agradezco (hoy es la segunda vez en poco tiempo, eh?) que estés escuchándome...

Maeve dijo...

No, no te escucho. Comparto, o me compartes tu vida. No sé, suena moñas. Compartir es amor.


¿ Ves? :)

Creo que ahora sí hablamos de cosas diferentes. Lo digo por lo de salir de la zona de confort:

Para que aparezcan deseos nuevos, para que no se pudran y se sequen los viejos, simplemente por no alcanzarlos (aún), hay que vivir cosas nuevas. Salir de tu zona de confort. Tu no quieres hacer nada nuevo, no nos gusta el cambio, coño.

Pero necesitas ese cambio. Coño que lo necesitas.

El querer y conseguir no aporta nada más que la satisfacción automática. Necesitar y no tener se come el alma. Lo que te diferencia de las estatuas, del ente, es que te empeñas y te emperras por conseguir nuevas maneras de alimentar la tuya.

Yo no sé nada. Estoy aquí sentada. No puedo alcanzar, ahora que sé como hacerlo, nada de lo que deseo. Me ha fallado todo ( me ha fallado mi cuerpo, la gente a la que quería, mi puta vida) Sólo puedo buscar. Al fin y al cabo llegar a la meta tampoco llena tanto ni durante tanto tiempo.

Nebroa dijo...

Maeve...
Ahora es cuando, si los deseos se alcanzasen a la de ya, tú estarías aquí, o yo en tu salón. Y te abrazaría mucho. Y sé que lloraría. Con el corazón lleno. Sabes? Sí, suena moñas, y cursi y todo ese rollo que tan bien nos sabemos. Del que nos burlamos a menudo. Pero sé que te abrazaría un rato largo. Aprovechando ese instante en el que la mente y las risas y la ironía no se metiese en medio. Y me dejaría sentir. Que sé hacerlo. Que lo hago bien, coño. Claro que lo hago bien. Dejarme libre, entera y plena. Y me sentiría así compartiendo el instante contigo. Sin tiempos, sin horas, sin prisa, sin antes ni después. Eso. Ahí. Justo ahí. Sintiendo la vida.

Ahora te contesto al comentario y tal... Sí, me empeño en abrir. Abrirme. No claudicar en el empeño de saberme grande y más inmensa de lo que he visto hasta ahora. No soy pequeña. Somos todo. Y yo sólo he visto una pequeñísima parte. No, no voy a encerrarme de nuevo. Abro. Sin ganas. Con un miedo atroz. Con parálisis en las rodillas y tres toneladas de peso en la espalda. Pero tiro. Y sigo. Y abro. Sin saber dónde voy. Pero sigo. Camino. Lo sé...
No me gusta la palabra 'todo'. Ni lo de 'nunca', ni 'jamás', ni 'siempre'. También aquí reside la sensación de 'me ha fallado todo', pero no es cierta. No sé cuál era tu gente, sé que la gente va y viene. Y ninguna es nuestra. Aparecen nuevos entes a los que llamar 'mi gente'. Yo soy parte de esa gente tuya. Ni puta idea de si me consideras parte de ella. Yo estoy ahí porque quiero.
El cuerpo... Lo que me gustaría hablar contigo de tu cuerpo. Escuchar, compartir, conocer.
La puta vida no falla en su plenitud. Tú misma lo has dicho otras veces. Falla un trozo, un rato, diez meses o cinco años seguidos. La vida entera no falla. Si fuese así, esta conversación no se habría producido.

Yo sigo abrazándote.

Maeve dijo...

¡Hala!
¡Ya estoy llorando!

Me voy a hacer la cena.

Adiós, cabrona.

Nebroa dijo...

O cómo conseguir que dos, a tropecientos kilómetros, lloren a la vez, mientras escriben y sienten.

Tú más

La reina de la miel dijo...

La madre que os parió, a las dos. O sea, las madres. Bueno, eso.

ToTo dijo...

Y yo que venía con intenciones de hacer un comentario....
Mejor te dejo un abrazo habitable.
ToTo

Nebroa dijo...

Mi madre no tiene bloooog!!! :s

Toto... y por qué te lo callas!? Acaso te has quedado maravillado, sorprendido, en estado de shock, vilmente noqueado por la palabrería desbordante de dos seres humanas?!?!?! :p

Sigo viviendo en tu abrazo :)

AN... dijo...

Entonces debo seguir intentando buscar mi Pareja de copula o tengo que hacerme con una de plástico que es mas rápido y mas real ???
. Dios ....que vuestro dialogo me asusta , parecía ver a Federer contra Nadal ......me pasa como al Dinio la noche me confunde

E dijo...

Vaya par de cabronas estáis hechas....Maeve y Nebroa.....con clase, mucha, pero unas cabronas...

ToTo dijo...

Debo confesar que venía a decir alguna boludez sobre el hacer, y cuando vi semejante diálogo, profundo, lleno de humanidad y de suprema sensibilidad, me quede sin palabras y reflexionando.
Por eso opté por el abrazo.
Besito
ToTo

Nebroa dijo...

An... No te preocupes, ya escribiré sobre el tiempo que hace en filipinas

E... Qué voy a decirte aquí si has llegado a ser un comentario del feis? acaso alguien puede llegar más alto!?

Toto! suena bonito siempre que lo dices tú.
Ahora que se han pasado los aires de humanas sensibles a la caza de la realidad, anda, cuéntame la boludez