viernes, 20 de enero de 2012

De muertos que siguen respirando

Se llamaba badlands y murió hace poco. En realidad se quitó la vida hace más tiempo pero dejó de respirar hace menos. Sigue bailando y berreando canciones en el coche. Y le siguen ardiendo dentro las guitarras. El saxo se carga sus pulmones y las baquetas le revientan el pecho en los semáforos. Vive. Pero tiene otro mundo. No tiene piernas ni rabo con el que cortar miles de entradas. Ya no suda en colas interminables que acaban en cosas que ya no son cosas con mayúsculas. La reencarnación de badlands se sigue llamando badlands, como este blog se sigue llamando de igual modo. Pero es otra. 
Recuerdo cuando fingíamos tener ganas de bocas y cerveza. Cuando en las puertas de los bares se quedaba la soledad, o las mentiras. Cuando antes de salir de gira la habitación arropaba las metas y los mundos que se llenarían de kilómetros en un tiempo que ahora me resulta ajeno. Las dudas vieron tantos conciertos como vio ella. Salía a vencer. Siempre. La perseguía un cartel con letras donde podía leerse 'líder'. La líder no era ella, pero fingía demasiado bien. Siempre hubo cosas que le llenaron los vacíos del estómago y los silencios que el público jamás dejaba entre canción y canción. Como ahora. Pero diferente. 
Las ganas de gira no son las ganas de gira. Hay túneles tan espléndidos como el cielo. Eso era badlands. Lo que pasa es que badlands ya no vive dentro de un túnel y se siente más cielo que antes.
Así que verá un concierto. O tres. Aun no sabe si la arrastrarán hasta ver otros treinta y cuatro. Pero la que saltará poseída en BTR o llorará en Drive all night ya no será la misma que saltaba poseída en BTR o lloraba en Drive all night. 
















Hay un personaje menos en el reparto

2 comentarios:

AN... dijo...

Hummm nebri ... Te He visto en el concierto De benidorm casi morderle la bota a Bruce .. Sudando , disfrutando , y mas vital que nunca ... Creo que el Boss nunca estuvo mas cerca de ser devorado ... No creo que bandlands muera nunca , es la banda sonora de tu vida .. Lo veré en Madrid y seguro que a menos de un metro del Boss estará esa niña enamorada suspirando por El cruce de una mirada y la sonrisa cómplice del puto Amo .. Y yo estaré allí para verlo ... Besote

Maeve dijo...

Yo entiendo muy bien esta entrada. Pero mucho.

Aprender es como depilarse las piernas con cera. El tirón te salta las lágrimas. Pero luego da un gusto acariciarlas...