viernes, 9 de diciembre de 2011


Esta es la foto del fondo, que en el fondo no queda bien, pero es extremadamente bella (como yo)
Me dijo una chica que la había sacado ella, en Huelva. Pobrecica, no la creí. Porque si es cierto creo que debería mandarla a los concursos de National Geografic como mínimo. O al concurso de fotografía de las amas de casa de Matadepera. No sé. El caso es que es tremebunda (también como yo), a que sí? 

7 comentarios:

Para dijo...

Siii a todo! jajaja
Pues lo siento por la chica pero yo ya la he guardado y... IMPRESIONANTE la foto, tambien como nosotras ;)

BarbaKana dijo...

Si,hay belleza.
En este blanco nuevo.
En tus nubarones negros de formas raras.
Vengo aqui a por belleza,que hay toneladas.

La reina de la miel dijo...

Me gusta mucho, corroboro. Es aún mejor que el ala de un avión a once mil pies al atardecer.
Me resulta tan natural ver tu blancura como antes tu negror. Al final, tanto resistirnos a los cambios, y cuando se producen todo fluye de la manera más sencilla.

jok dijo...

me encanta,,,tremebunda.

Nebroa dijo...

Confirmo que cada momentico que pasa me gusta más la claridad que se sale

Es cierto que en las zonas que se quedan en los ángulos muertos también hay algo. Esos algo raros que nos enganchan apreciando en lo cruel algo de magia. Pero quizá las lágrimas sobre fondo blanco sean menos lágrimas.

Queréis cordiales? jajaja

ana dijo...

En lo primero que me he fijado, es en el fondo de la foto que habías puesto a tu nuevo look. Es preciosa. Me gusta esta claridad que está como a mitad de nacimiento.

;)

Nebroa dijo...

Eso eso, siempre a medio nacer, me gusta :)