jueves, 10 de noviembre de 2011

Un final entre muchos otros


Hoy le cuesta mover los párpados, se le caen, incendiándose en aguas abundantemente absurdas. Hoy se va a dormir temprano para que el día se acabe pronto y alguien le diga, de entre los muertos, que él no pertenece a ese mundo, que su sitio está aquí, entre sus raíces y la primera curva antes del cielo. 
Que pelear con una sola cabeza, la propia, puede ser la mayor de las batallas y que quizá, perder frente a esa misma cabeza sea la peor de las desolaciones. 
Y que por la misma razón vencer en esa guerra puede traerte el pedestal donde se acuesta la luna en noches como esta.
Eso, el sol y la luna, y todas las putas estrellas que te caben en los ojos tristes, y mil planetas girándote el cuello para obligarte a mirar donde nunca quieres mirar. Papeles y trabajo, y copas y amigos cabrones que se emborrachan de rutina para no sucumbir al frío. Como yo, que también lo hago. Y él, y el otro y el de más allá.
Todos caemos y volvemos a nacer. Y qué si es eterna la cuesta que nos lleva al llanto. Y qué si también lo es la que nos sube a los sueños y nos da una vuelta en alfombras blancas al lado de una chimenea donde sólo necesitas un vino y un cuerpo calentándote el destino. Eso. Que vencemos y perdemos y lloramos y nos descojonamos. Y así siempre. En jueves como este y en domingos como aquel. Y en los lunes que vendrán. Quizá hoy te escondes tras la trinchera. Pero no te olvides de apostar por el guerrero que siempre se esconde tras tu escudo dispuesto a comerse medio mundo y a deshacerle al otro los (transparentes) nudos. 

5 comentarios:

BarbaKana dijo...

Oye:si.
Rodeo con un circulo palabras (no es sopa de letras tambien?) que pertenecen a mi autodefinido irresuelto:
"Vencerte".
"Caerte".
Saber "perder" (y perderse).
El "arriba" y los "abajos".

De todos modos...que hariamos sin ese sabor a sal en la boca?.
Si la "salud" la definen como "no sentir el cuerpo"...la felicidad seria "no estar nunca triste?" yo eso no lo quiero..quiero estar muy arriba y tambien estar muy abajo , me va ese enredo.
Reirme mucho,y mas de uno mismo,saber que "pensar" casi siempre está fuera de lugar ...levantar con las dos manos lo que pesa y volcarmelo en el pecho...me gusta que llueva para pisar charcos.
Me gusta que llueva aqui.
Un saludo

Nebroa dijo...

Había escrito un pedazo de comentario que hasta a mí me había encantado. Pero se me ha escoñado al darle a enviar.
Hablaba de lo que nos gusta el dolor, de no saber realmente si es placer o lo bueno viene cuando salimos de él. Para creernos que somos fuertes y poderosos. Nos gustaría lo mismo si no hubiese más salida? Nos gusta precisamente por el halo de victoria que lleva después? Nos gusta porque es un jodido patrón mental del que no sabemos/podemos/queremos escapar? Nos gusta para poder diferenciar la luz cuando viene? para poder apreciarla? valorarla? Nos gusta, sencillamente, porque eso es la vida, los extremos, y hemos aceptado que no hay otra opción?...
Dios, cómo me pone divagar!!! :p

La reina de la miel dijo...

A mí lo que me gusta es venir aquí a ver este espectáculo, joer que sí...

Nebroa dijo...

Reina!! Nárrame el espectáculo que ves tú! :) Como un cuento, que suene bonito!

BarbaKana dijo...

Vade retro con el dolor.
En parte por que pienso que el dolor es mentira...desaparece con las palabras adecuadas,o cambiando el punto de vista ..te pueden/puedes "convencer" y desaparece...
No,a mi me ponen mis limites,lo que nos puede.
Mola el momento de saltar las aprensiones y pasear por el otro lado.