jueves, 3 de noviembre de 2011

A mí la boca se me llenaba de intimidad, potestad y autoridad. Se me llenaba al decir que puedo escoger siempre. Elección, que suena bien para definir a los días. 
Responsabilizarte de tu vida y no volver a echarle las culpas al dios en el que hace tiempo que dejaste de creer, el de las ventas de navidad de la iglesia infantil de la niñez. Pues eso. 
Él decía que no, que la vida es muy puta, injusta y que aun debe venir ese dios en el que no sabe si creer, a demostrarle un montón de cosas. 
Me reí, pero sin gracia. Estará dios pensando en ti, le dije. 

Me acordé de las fases y curvas del descenso atropellado que me llevó a la depresión. Culpé a mis amigos, después a mi familia, después al dios con minúsculas y por último a ese ente que llamamos vida. Los dos últimos son lo mismo pero les cambiamos el género. Él y ella. Dios y la vida, oh, dedicados a jodernos las madrugadas. 
Claro, claro. 
Y así, como te lo digo, pasan los años, y los lustros y cumplimos cuarenta y cinco con el mismo discurso. Joder, ya lo sé, que las circunstancias no sé qué, y la suerte (ja!) y la madre que parió al azar. Y todo pasa y nada llega, quizá porque no sé en qué parte del camino olvidamos que somos juez y parte del tablero, que movemos fichas, nos comemos a otros y morimos sin que nadie previamente, haya contado veinte. 
Míralas, las riendas, por ahí desbocadas entre las ruinas de tus quejas. Mientras sigan siendo cuerdas sin amo, sin jinete, sin dirección y sin motivo, seguirán sin tener efecto tus pataletas de quinceañero con  demasiadas arrugas en el entrecejo. 
Luego servirán para lo mismo, pero al menos te morirás contento por haber hecho algo por ti mismo. 

8 comentarios:

Resultado Negativo dijo...

Somos actores y guionistas principales de nuestra vida y tenemos la misma responsabilidad de asumirla que el papel que le damos al azar. Es cierto que la vida no siempre es justa, pero: ¿Acaso lo somos los humanos? Sea como sea, vivir es el mejor de los regalos. Un abrazo

M@rcelo dijo...

Genial...

BarbaKana dijo...

Genial,como lo haces ?.
De todos modos solo extravian esperanzas los que viven pastoreando demasiadas.Como quienceañero de 46, con demasiadas arrugas en entrecejos, te digo que lo mio es el inexorable presente, y que todas las madrugadas,todas,son magnificas.Ahora por ejemplo.Un saludo.

Nebroa dijo...

Resultado (no pienso llamarte 'negativo'), cuando hablamos de que la vida es injusta, de qué parte de ella estamos hablando? De dónde sacamos las ideas para confirmar que algo es justo y por tanto, que lo contrario nos parezca injusto?... Con él hablé de la muerte, creo que es lo único 'seguro' que dejamos al azar (?¿), pero casi todo lo demás tiene muchísimo que ver con nuestra actitud, conducta, pensamiento, evolución y bla bla bla. Y no sé hablamos del 50% o mucho más :)

Nebroa dijo...

Como tú M@arcelo, como tú ;)

Nebroa dijo...

Así que barbakana responde a tu físico, no? Peinas canas en la barba, no? Por qué lo pusiste con ká? :p
No sé si lo de extraviar esperanzas es de los que nadan en la abundancia de ellas. En muchos casos no, las pierden quienes no las usan. A veces la esperanza se retroalimenta de ella misma!
No sabes lo que me motiva leerte decir que todas, absolutamente todas, son magníficas. Deberíamos compartir una de las tuyas y luego yo te presto una mía, a ver qué tal

BarbaKana dijo...

Que perra !(dicho cariñosamente,of course).Debo ser el unico menda que hace un video para cada entrada del blog y lo pongo al final,para contaminar más al incauto con las imagenes (para decir:es mi verdad)...alli sale la dichosa barba ...y surco mares,rasgo violines,encuentro dragones y lanzo cuchillos...porqué BarbaKana?...ya lo sabrias si vieses alguno..que Barbaroja,Barbazul y Barbanegra estaban cogidos ya.Un saludo.

Nebroa dijo...

Nenicooo! jajaj... Fui a verte, a darle al único play al que le he dado en mi vida porque alguien me diga que le de. Sí, me acosté sabiendo una cosa más. Que te diré cuando sea el momento! jajaj