viernes, 18 de noviembre de 2011

lo que esperas/lo que era en realidad

Decepción. 
Hacía muchísimo tiempo que no me decepcionaban. Siempre fui de las que pensó que los demás no defraudan nunca, lo único que queda sin valor es la idea que tú te habías hecho de esos demás. Es la expectativa, lo que esperas, lo que das por sentado que deben hacer/decir los demás lo que se quiebra, lo que queda devastado.
No ellos. Tú teoría sobre ellos. 
Hoy, después de varios días esquivando flechas que venían desde muchos flancos vuelvo a darle vueltas al tema. Yo creía, yo pensaba, yo incluso hubiera puesto la mano en no sé qué fuego, yo hubiera declarado ante el juez... ohhh yoooo! Yo defendiendo, yo valorando, yo exaltando a los demás. 
Hoy tengo una puta mano en la boca que no me deja soltar el mismo sermón. La mano certera que te deja el aire de asquerosidad en la nariz y hace que se te quiten las ganas de confiar en otros ojos. 
Aprendí que una lección concreta no sirve como lección genérica. Que si uno, dos, ocho o diecisiete fallan, fíjate si queda gente hasta los siete mil millones que somos para no joderla. 
Pero, qué difícil es, a veces, no ir mandando a todo el mundo a la mierda (incluida la que lo cuenta)

20 comentarios:

Clara dijo...

Ninguna mano en ningún fuego antes de tiempo. ¿Cuándo es antes de tiempo? es imposible saberlo, igual que es imposible que no nos decepcione la gente esa, esa de la mano en el fuego, las personas siempre están a tiempo de cagarla

Nebroa dijo...

Pero Clara, sabes qué pasa? que entonces mi super mega que te cagas idea acerca de la gente, de ese ente indefinido en el que me apoyo cuando veo el mundo en color negro, se me acaba. Se va. Si no confío, si no apuesto por seguir creyendo que las personas son buenas, que hay muchas cosas dentro de cada uno de los mierda de corazones que me rodean... Entonces, si pierdo eso, si también pierdo la confianza interna, propia, mía, auténtica... Qué me queda? en qué mundo voy a moverme? Con qué ojos saldré a la calle? Enfadada? cabreada? Con recelo? Con pies de plomo? Dónde se queda la Ana que quiere volar rodeada de otros pajarillos del monte!?!?? Por eso me mandaba a la mierda al final del texto. Porque ni siquiera sé qué queda dentro de mí, en qué me convierto cuando los demás no son como yo quiero que sean los demás.
Vale, no te preocupes, que no pretendo que lo entiendaaas!! Con este mi-comentario es imposible entender nada!! :s

Maeve dijo...

Esta entrada me hace sufrir.

No sé por qué te lo digo. Pero te lo digo.

La reina de la miel dijo...

"...en qué me convierto cuando los demás no son como yo quiero que sean los demás".

Ufff. Meollo gordo, el Aleph de todos los meollos del mundo. Madre mía, ¡¡¡pedazo de meollo!!!

Capehorn dijo...

Me he crujido a limpiar, y ahora me estoy tomando un güisqui por que no tengo otra cosa. No digo más. Te quiero.

Carol Munt dijo...

Hace ya algún tiempo comprendí que no podemos pretender que los demás se comporten como nosotros deseamos...ese día, una parte de mí respiró aliviada.
Un fuerte abrazo Nebroa. :)

Nebroa dijo...

Maeve. No vuelvas a leer esta entrada nunca jamás.
No entres al blog hasta que yo te lo diga!

Reina... Esa frase, que se podría interpretar de otra manera no dice de manera tremendamente inmadura, que quiero que los demás sean, hagan, actúen como yo quiero. No es eso. Sacada de contexto parece que es eso que lo que manifiesto, pero no. Yo no quiero cambiar a los demás, no quiero eso. A lo que me refiero es que si yo creo en el mundo, en la gente, en los humanos, en las personas, si creo en a bondad, en la humanidad, en la educación, en el respeto al otro, si creo eso y eso no es lo que veo que hacen conmigo algunos, la pregunta 'en qué me convierto yo' va en relación a: qué hago con mis ideas de respeto, de tolerancia, de humildad, de educación/atención/amabilidad que creo que existe en los demás? me la cargo? la fusilo? la pongo en cuarentena? Y si esa idea no tiene fundamento, no tiene bases reales, la cambio? Y si la cambio, cómo actuaré/haré/diré desde esa nueva premisa? Habré cambiado para adaptarme al mundo? Y entonces, me ha cambiado el mundo? Dónde se queda mi autenticidad, los valores que tenía, las certezas en las que basaba mis movimientos? ...
Me entiendes ahora mejor? Mmm... es eso lo que habías entendido?

Nebroa dijo...

Cap... si te tuviese aquí ahora mismo creo que me quedaría con el silencio, mucho rato de silencio

Nebroa dijo...

Carol... Hay un alivio en esa decisión. Y hace tiempo que se coló en mi cabeza. Pero luego hay muchos flecos sueltos. Esta decepción, basada en primer término en personas cuya relación es laboral, no entraba en esa decisión primaria. Por ejemplo, uno trabaja y espera que le paguen. Mira qué simple, todo el mundo lo hace, lo piensa. Cuando no ocurre, eso es decepción por parte de los demás o es que no tenía que haber esperado que los demás se comportasen como debían comportarse?...
Es un ejemplo válido, aunque evidentemente la decepción que he sufrido no conlleva sólo esa parte económica. Detrás va la falta de respeto, y de consideración, la falta de valoración, de responsabilidad... O las formas que se emplean para decir las cosas.
Así pues, la decisión que tú tomaste también la tomé yo. Pero luego hay muchas otras cosas sueltas. Por ejemplooo: Un alguien te dice que mañana quedáis a las doce, por ejemplo. Tú esperas eso. Luego el eso no sucede y ni te avisan de que no hay cita.
Aquí es decepción? Es que no debía haber esperado? Es la teoría propia e íntima acerca de qué esperas de los demás lo que se quebranta, o es el otro el que la ha cagado?

Me encanta hablar, a que apenas se nota?

La reina de la miel dijo...

Había entendido la otra versión, la tremendamente inmadura (glups)
¿Por qué algo que está en ti deja de tener validez si no está al mismo tiempo en los demás? ¿Acaso eso que está en ti no es real si no se refleja en otra persona?
Y sin embargo, creo que te entiendo. Yo siempre siempre espero recompensa, gratitud, reconocimiento, premio. Y muchísimas veces me llevo hostiazos de realidad.
"No esperes que te devuelvan lo que has dado, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor" Lo leí en un blog de tus enlaces la semana pasada y no me lo saco ya de la cabeza.

Nebroa dijo...

Lo intuía, reina, porque no es la primera vez que me lees desde el prisma del juicio y la crítica que ya estableció, hace tiempo, en tu cabeza, que soy inmadura, sensibleras, caprichosa y débil. Eso percibo. (a que mola cómo convierto en el juicio de los demás uno de mis propios juicios? dios, cómo me gusta echar balones fuera)

Así pues lo he explicado por ahí arriba, el entramado entre las ideas personales y las actitudes de los demás, debe estar equilibrado. Si yo tengo una idea que está en mí, que dice que dentro de los humanos hay respeto por el otro, hay amistad, hay valoración, hay tolerancia, hay (bueno, creo que la palabra respeto bastaría para la definición que quiero dar), y en un momento determinado de la vida, ese demás no muestra lo que yo creía, qué queda de cierto en mi idea? Sí, los demás validan o no mi idea previa de ellos, y con esa validez o no puedo mantener la idea. El siguiente paso es, imagina por ejemplo una de las cosas que me han pasado, que le contaba a carol arriba; tengo una relación con mis arquitectos-jefes bastante cordial, en la que ponemos en juego amistad además de trabajo. Escucho, acompaño, adelanto dinero en mi trabajo, soy responsable con lo que me piden y casi siempre doy algo más de lo que pedían. A la hora de cobrar, no sólo ignoran mi factura, no sólo me vapulean de un lado a otro para que cobre, no sólo me dicen que si no tengo bastante con un poco de dinero, no sólo no responden a mis emails y bla bla bla.
Bien, la idea que yo tenía de ellos era equivocada como me han demostrado varias veces. Al desmontarse la idea, yo no puedo seguir siendo con ellos lo que era, laboralmente quizá sí, responsable y tal, pero quizá ya no me involucre más, ya no juegue a escuchar, a acompañar, a hacer favores, a 'lo que haga falta'. Me limitaría a desarrollar mi trabajo y punto. Y ahora es donde viene la mierda que intento explicar, yo no soy trocitos, a mí me gusta ser yo, toda yo, todísima yo, en todos los lugares en los que me encuentro. tengo que restarme? tengo que dar menos? tengo que ir con cuidado de no mostrarme como persona y sólo hacerlo como delineante?...
No es necesario que releas este rollo dos veces! jajaj... Como verás utilizo este comentario para soltar todo, así como para aliviarme y soltar lastre, no te preocupes si se te ha girado la cabeza en modo niña exorcista, a mí me ha pasado lo mismo :s

La reina de la miel dijo...

Querida, tu juicio sobre mi juicio te ha traicionado: el "glups" era de bochorno propio, por ser yo misma la tremendamente inmadura, porque yo sí que querría que el Mundo fuera como a mí me gustara. A lo mejor es que tú también percibes, como otros, que yo tengo certezas en vez de opiniones. To mentira, reina, es pa despistar lo cagada de miedo que voy.

Nebroa dijo...

Sé mucho de cuellos esbeltos, cabezas erguidas, palos en la espalda p'andar to tiesa, de certezas con micrófono en mano y sentencias absolutas desde lo alto del everest. Sé de eso y de mujeres de plastilina tumbadas en un sofá que roza el suelo. Ya sabes.
Me gusta mucho hablar tan claro contigo. Me gusta mucho saber que no sé dónde y no sé cuándo, podríamos ser muy buenas amigas.

Carol Munt dijo...

Es complicado Nebroa... El mundo en el que vivimos, esta sociadad que nos obliga a lidiar con infinidad de personas, cada una con su forma de ser, de pensar... resulta difícil aceptar el comportamiento de alguien que no coincide con la manera ética y moral que quizá tú tienes de ser. Pero si reflexionas sobre ello te das cuenta de que en verdad, si aceptas esa forma de comportamiento decepcionante, si aceptas los desprecios y la mala educación y los tomas como algo personal, al final, esas personas ganan, porque consiguen tranformar tu humor y tu "energía" en "un pozo negro de malos pensamientos". Con esto no digo que debas dejar caer los brazos y te resignes, de hecho, a veces, es necesario dar un toque de atención a ciertas personas y hacerles saber tu malestar, pero tratando de no quedarte "enganchada" a esas situaciones. Yo suelo decir que "las cosas son como son" y es absurdo perder el tiempo en darse cabezazos contra un muro que seguramente no vas a poder echar abajo. También me digo "si algo puede cambiarse deja de comerte la cabeza y actúa, si no la tiene aceptalo".
pero como ya he dicho, es complicado.
Un fuerte abrazo Nebroa. :)

Lenka dijo...

No creo que tengas que fusilarte ninguna idea. Creo que puedes seguir caminando por la vida convencida de la bondad humana, con toda tu confianza, tu tolerancia, tu educación y tu buen rollito intactos. No necesitas andar sospechando, porque, como bien dices, eso no mola nada.

Ahora bien, tampoco está de más que tengas claro que "semos humanos" y, como tales, capaces de las mayores grandezas y de las peores miserias. Imperfectos de arriba abajo. Si alguien te decepciona intenta tomártelo con filosofía. Parece difícil??? Si te digo que a mí me traicionaron personas que quería como si fueran de mi sangre y no derramé una lágrima por ellos me creerías? Pues es rigurosamente cierto. A otra cosa! Pero ya, rapidito!! Que somos siete mil millones, tronca, tú lo has dicho!! Perder tiempo, ilusión y ganas con gente que no compensa??? Anda ya!!!!

Y cuánta gente no te ha decepcionado nunca? O al menos nunca irreparablemente?? Esos tienen que pesar más, por narices. Que un plato soso no te joda el banquete entero.

Tú sigue destilando tu buen rollo, y eso será lo que mayormente recojas por ahí. Que nunca falta alguien que sobra? Bueno... pues a tomar vientos. Se puede ser confiada, abierta y entregada y, aun así, ser prudente (que no mal pensada), mantener cierta distancia emocional (sin ser una borde), aprender a decir que no (sin que eso te convierta en egoísta). Coño, se puede (se debe!) ser buena sin ser tonta. Se puede ser educadísima y firme al mismo tiempo. Puedes seguir siendo completamente tú, pero una tú que sepa que ciertas personas quizá no se merezcan una tú completa.

A todos nos gusta ser auténticos, pero podemos? Yo soy menos yo por no hablarle a mi santa abuela de mis fantasías erótico festivas?? XD Somos complejos, todos tenemos parcelas, nos reservamos cosas, nos gestionamos. No se es menos auténtico por eso. Quien te abogue por la cruda honestidad te miente. O es un sociópata que confunde la sinceridad con el ser un animal de bellota que todo lo aplasta a su paso, o un ingenuo que se va dejando las tripas y el alma por las esquinas. No es sano.

(Me se entiende algo de lo que digo??? Porque a veces es que no me entiendo ni yo!!!!)

La gente es maravillosa, sólo que algunos lo son un poco menos. No pasa nada.

AN... dijo...

Me gusta leerte , porque me alegras el día ... Juas .. Vale lo digo yo soy un capullo ...
Respecto a los arquitectos que no te pagan ... Son unos cabrones ególatras , y no te cuento nada de los que van de " artistas " y te hacen una casa rara e inhabitable e invendible ...
Venga esta noche en el concierto , te subo la moral , por cierto llevate el spray de cebolla , que lo echo de menos.

Nebroa dijo...

Carol, es complicado, puede serlo, pero no por eso va a ser imposible. Me sorprende que a los 36 esta cabeza se cuestione tantas cosas estos días, una, aunque siempre quiere aprender, cree que tiene algunas certezas, aunque sean pocas. Y de repente algunas situaciones te las rompen. Está bien y es lo correcto. La respuesta personal ante los hechos externos es lo que nos marca, como auténticos, supongo. Así que sí, cometí el error de caer en las redes de la negatividad, en el mal rollo constante y en pensamientos distorsionados que hablan de generalización. No sé hasta qué punto soy capaz de aceptar las cosas como son y como vienen (he ahí el quit de la cuestión) y seguir obrando 'en mi mundo' dando por sentado lo que veo. Sin más, sin extremos, sin personalizar y magnificar tanto las acciones de algunos demás.
Lo que tiene la cuestión es que hay muchos flancos débiles que se me amontonan, esto le viene que ni pintado al bloque 'victimismo' de mi mente, que al final engancha cualquier excusa para seguir manteniéndose vivo. Meeecc... error!
Gracias por venir, contar y decir :)

Nebroa dijo...

Lenka, se te entiende a la perfección. Estos extremos míos son los 'culpables' del resto de penas. Piensa que sí, generalizar siempre se me dio bien, y aunque salvada de abismos, aun se activan ciertos mecanismos cuando las cosas se ponen jodidas. Me ha encantado cómo estableces los límites, entre ser abierta y ser prudente, confiada y honesta y lo demás. Y muy bien también lo de ser una toda yo en todos sitios, contándole a mi padre cómo me gusta el sexo oral! jajaj... Sí, los límites y las parcelas, sin perdernos nunca del todo y mostrando en cada sitio una patita, la otra o la de más allá. Me ha llegado mucho el cuarto párrafo de tu comentario. Ayer le daba vueltas a eso, a si me perdía completamente. Y no tiene por qué ser así. Puedo (y debo y quiero) seguir siendo yo sin tener que hablar a alma abierta al primero que se me cruce por la calle. Algo de prudencia o discreción, de observar y de mantener la calma no tienen por qué ir en desacuerdo con el pedazo de tía que soy! jajaj... A que no? pues eso!
Y lo de siempre, si uno te jode, quizá lo que cambie es mi relación con ese uno, no con el resto de los siete mil millones.
Que gracias... como siempre. De verdad de las verdades verdaderas

Nebroa dijo...

An! al final has tenido que soltarlo maldito capullo! jajaj... Paso de ti, que lo sepas!
Otros días te excito cuando vienes aquí, incluso te has puesto moñas alguna que otra noche. Así que no me pidas explicaciones cuando el blog sea la alegría de la huerta de la red!

BarbaKana dijo...

Yo creo sí creo que lo que cortocircuita es la idea que tienes de los demas.No la tengas.Somos amorfos ,carne,huesos y entrañas vapuleadas por el dia a dia.Me jode,pero si conoces las razones intimas de alguien "entiendes" sus acciones mas despreciables.Por que se gastan lo que te deben en una joya para su amada,por que faltan a una cita por si no dan la talla,por que te hacen algo de daño para devolverte algo del miedo que sienten...la gente no es asi o asá...somos situaciones,intuiciones,aprensiones,deseos,fustracion,cansancio,alegria,generosidad y envidia..todo en el mismo dia,quizas en la misma hora...es mucho suponer que todo lo que hace el que tienes delante...lo premedite.