domingo, 2 de octubre de 2011

Posibilidades

A veces lo de la decisión firme de llevarnos a mejores lugares se ve continuamente truncada. Los fracasos momentáneos, los baches esporádicos... Y nos dejamos arrastrar por la inercia de lo que siempre hicimos, es más fácil seguir cómodo en la zona de confort de siempre que innovar. Porque requiere esfuerzo, y obligarnos, aun cuando no te sale 'naturalmente' hacer/mover/pensar/actuar de modo diferente. Quizá no quede casi esperanza, y todo se torne negro negrísimo, pero detrás, ay, detrás siempre está la Ana que quiero ser empeñada en nacer. Continuamente. Y no puedo ni quiero librarme de ella. 


Por eso soy quien soy ahora, porque un día, hace ya mucho tiempo, inventé una yo más feliz.

7 comentarios:

egolastra dijo...

Yo ambicionaba comentar algún día en una entrada como esta.

Grande Ana, Grande!

Abrazos.

silvo dijo...

La seguridad nos ancla, si eres más de lo que eres ahora es porque eres más de lo que te crees, besos Nebroa!

NoSurrender dijo...

quizás es que somos un cambio perpétuo por fuera, mientras dentro de nosotros de esconde un Yo inmutable que cada vez se aleja más del que va por fuera.

Quiero decir, es difícil saber quienes somos realmente, cuál es la nuestra detrás de tantas máscaras que nos pone la vida.

Maeve dijo...

No me gusta la frase de la foto.

" Eres más de lo que te crees, ahora.
Y lo que eres ahora es mucho más de lo que crees que "debes" ser."

ea.

Nebroa dijo...

egolastra... yo ambiciono que vengas a este lugar con frecuencia!! :)

ahí estamos silvo, en la creencia propia, que es la que marca el resto!

Nosurri, evidentemente. Siempre digo que soy 'eso', porque ni idea de cuántas partes me conforman. No sé si hay profundamente un yo inmutable interno, creo que sí, pero al nivel de esencia y cosas en las que creo. Respecto a las personalidades que nos habitan, no creo que haya un yo inmutable. Creo que cada una de las partes es inmutable cuando la usamos, cuando somos esa parte en un preciso momento. No me explico, lo sé, pero da igual!!

La primera parte de tu cambio, Maeve, me gusta. La segunda no mucho. Hace tiempo que no finjo lo que se debe. Soy un ente.

Amber dijo...

¡Me encanta esta entrada! Una cargada de infinita REALIDAD y ¡tan aplicable a tantísimas personas! Inclusive a ex-lectores nuestros.

De verdad que te estoy agradecida, Nebroa, por escribir así.

Y ¿sabes? Te suelo leer con cierta frecuencia, siempre me gusta hacerlo, aprendo mucho de tus reflexiones y no sé por qué, pero éstas siempre me llegan en momentos críticos en mi vida.

No te comento apenas porque estoy ya en otra etapa con respecto al blog y al mundo de los blogs, pero eso no quita que siga pensando que tus letras son grandes, son palabras mayores, porque tú eres GRANDE. ¡Escribes con mucho sentido y con mucho gusto, también.

Abrazos.

Nebroa dijo...

Amber... muchísimas gracias por venir, por contar, por abrir y por expresarte. Me alegro de que algo de lo que cuezo aquí dentro pueda darle algo de luz a tus momentos críticos. Si te hacen reflexionar, bienvenidas sean las palabras!