domingo, 2 de octubre de 2011

Cinco mil ciento quince dudas convertidas en una certeza

Tienes tantas dudas que lo del mar de dudas se parece a un charco en agosto. Y de repente, alguien, desde fuera, te sirve en bandeja una elección que convierte el universo de incertidumbre en una gotita de sudor en invierno. Te lo dan hecho. Aunque el hecho sea, de entre las opciones dudosas, la más triste de todas. 


No hay comentarios: