miércoles, 7 de septiembre de 2011

Hablando de finales

Y vas y te crees que tienes toda la vida por delante, así como si en el contrato cuando vienes pusiera que dispondrás de todas las horas que busques, que esperes, que ansíes. Ni siquiera sabes si tu corazón ahora mismo se está dejando los cuernos para sobrevivir al infarto de dentro de media hora. O si está cogiendo las llaves del coche el hombre que dentro de treinta años aun no habrá podido olvidar que mató a una personita en la calle, a media tarde de un miércoles de septiembre. O cómo de grande es la grieta que separa la teja del tejado donde habita y cuánto tiempo tardará en soltarse y caer directa a tus sienes. Creer que mañana, cuando salga el sol a eso de las seis y media, y abran las persianas y pongan los semáforos y almidonen las calles, va a estar todo dispuesto para ti, para que taconees en las esquinas, para que pidas cerveza en las barras, para que te sirvan el café igual de caliente que los días pasados. Así no es. Y aunque sé que esa idea debe habitarme un tercio de las veces que quiere hacerlo, para poder respirar, para poder dormir, para poder relajarme, no se me olvida que quizá esta sea la última vez que escriba, la última que me fume un jodido cigarro o la última vez que me río. Y tú lo olvidas, te sientas en el trono dorado de los dioses que pueden con todo y te ves dentro de diez años, te ves en navidad, te ves celebrando cumpleaños en tartas donde no caben las velas. Te ves, te imaginas, te visualizas, y se te olvida mirarte al espejo, vestirte de jinete y convertir este instante en el más grandioso instante de todos los instantes del mundo, como mínimo.

4 comentarios:

CMQ dijo...

Que razón tienes... la vida es hoy, solo hoy.

La reina de la miel dijo...

"Este instante es tu tesoro", reza un graffiti en el centro de la ciudad donde vivo. Pero por más que lo leo no lo siento dentro, no lo pillo: ya sabes, ando muy ocupada recordando o prediciendo.

Pablo dijo...

Decidir, cambiar, estar, ser..
Reinventarse, caminar, hacer..
Levantarse, experimentar, conseguir..
Desafiar, soñar, vencer..
Descubrir, reivindicar, comprometerse..
Pensar, creer, crecer..
Despertar..
Y..
¿Estamos dónde queremos estar?
¿Hacemos lo que queremos hacer?

No me hagas ni puto ni caso.
Beso..

Nebroa dijo...

Escribo para recordármelo, por la facilidad aplastante con la que lo olvido. Escribo para volver al ahora mismo, en el que casi nunca estoy.
Luego, por las noches, justo cuando apago la luz, me viene de repente la imagen... Y si no hubiese mañana? qué has hecho con el día de hoy?... Y entonces me cuento cosas buenas que he hecho ese día, y así puedo dormir sin culparme por malgastar la vida...