jueves, 1 de septiembre de 2011

Excusas para dispersarse

Quince años trabajando en lo mismo y me sigue jodiendo como el primer día perder 30 minutos de trabajo en el pc porque al jodido programa de autocad le da por cerrarse solo. Hostias.

No hay nada como que te den un trabajo horrible para ver interesante el otro trabajo que tenías parado diez días precisamente por horrible.

Lo que más me gusta de mi trabajo es hacerlo y no saber cuándo voy a cobrarlo :s


2 comentarios:

Nada más importa dijo...

Al final, el mal momento tiene su recompensa.

Besos!

Nebroa dijo...

pos no sé yo qué decirte, eh? Mmm... venga, vale, te diré que sí! :)