domingo, 11 de septiembre de 2011

Compleja sencillez

Puso cara de ángel disfrazado de demonio, de esos diablos con alas de ángel.
Lo hizo despacio con muchas ganas. Lo hizo salvajemente suave.
Se dejó aquí las dos mitades. Y yo encontré la mía.

2 comentarios:

Legio optima dijo...

Bajé a buscarte, subiste y me encontraste.Te doy la mía y encuentras la tuya

Nebroa dijo...

Lo llaman magia