viernes, 2 de septiembre de 2011

Brindar, quiero brindar. Aunque sea de mentira, sin copas y sin vino, lo del brindis es la excusa, al final la única que quiere ser copa, y vino y saliva y bocas soy yo. Contigo. Para mezclar sueños con noches de viernes, para arrastrarnos la espalda por el capó de un coche perdido en uno de esos horizontes más perdidos aun, de los que salen en las fotos de páginas de fotos chulas. Bríndame. Que no existe el verbo pero nos lo inventamos, como yo me invento que habrá capó, vino, boca y saliva esta noche. 

7 comentarios:

hEto dijo...

Dios!!!

Nebroa dijo...

Qué te ha pasado!?!?!? jajaja

Legio optima dijo...

Y habrá vino, pétalos de rosas, aroma de lavanda, hilos de oro y susurros de las hadas complacidas por el sabor de las lenguas de los amantes. Los bosques trenzarán sus raíces formando un lecho de hojarasca en donde se unen los cuerpos y descansan las almas. Y habrá lujuria, alegría y orgasmos.

Pablo dijo...

Brindarte.
(Arriba, abajo, al centro y..)
Beberte..

Nada más importa dijo...

"para arrastrarnos la espalda por el capó de un coche perdido en uno de esos horizontes más perdidos aun"

quiero exactamente lo mismo...

hEto dijo...

Sabes qué?? :
Tienes alguna amiga por aquí con pocas lüces que cree que voy dejando(te) seudo-anónimos con nombre ficticio...
como por ejemplo, Pablo.
Cuando es de dominio púbico (sin ele) que jamás oculto mi seudónima identidad.

Ah!!, por cierto... me ha dicho, tú amiga, que tengo vía libre para apostarme oculto entre la maleza y acecharte cual presa indefensa.
Buah!!, ni me gustan las malezas, ni eres indefensa.
Así que, tal vez le dé a tú (que ya no mí) amiga un poquito de razón; más que nada para que no se sienta mal por la metedura de pata.

Qué cosas tiene el internete, ¿no?.




PD... Pasarme?? : Cielos!!, que flippé con tu post, no más.

Nebroa dijo...

Legio... Ya sabía yo que no eras tímido, no.

Pablo; que sepas que has provocado eso que siempre provocas. No es extraño ni nuevo, se repite. Y me encanta.

Nada! Dónde se piden los deseos que se cumplen?

Heto! Muerta me quedo! Mmm... qué he de hacer que no sea decir la verdad? O es mejor optar por el silencio? Yo qué sé, a veces las ideas propias se vuelven tan reales que puede venir toda la realidad a la frente y no moverte de tu propio esquema. Sólo puedo decir que no eres tú ningún otro. Pero quizá a mi amiga, como dices, no le baste esa verdad.
Luego pienso que si te sirve u os sirve para jugar, adelante, siempre y cuando el objetivo sea divertirte. Será ese? Entonces ya sabes!

Pd. Mmm... gracias!