lunes, 5 de septiembre de 2011


Anda, deja que me cargue tu pantalón a mordiscos, deja que venga el aire a sacudirte el anclaje, los tornillos que te sobran entre el cráneo y los ojos. 
Anda, que no es nada la vida si la guardas bajo llave, que también somos cerrojos y candados. Que ya lo sé, pero también sé que aquí, a este lado de la puerta, sigue habiendo paracaídas con tu cara, una red con mi forma y colchones llenos de plumas. De las que escriben y cuentan, de las que narrarán esta escena en algún guión pasajero.
Anda, deja que acelere el descenso de tu cremallera, deja que se le caigan a tus pies los cimientos, que de andamios está lleno el cementerio. Deja que en el ombligo se meta el corazón, que aparezca el hombre que duerme detrás de tu espejo y que al guerrero del antifaz se le caigan todas las máscaras.
Detrás, aquí detrás, entre las piernas y el liguero a juego, hay más cielo del que se ve desde tu trinchera. 

De nosotros dicen que seguimos estando vivos, 
no te me mueras en medio del poema, 
que estoy cansada de esquivar 
finales sin una página nueva. 

1 comentario:

Nada más importa dijo...

Me gusta esta frase porque siento que soy como ella "que no es nada la vida si la guardas bajo llave, que también somos cerrojos y candados.
Porque yo soy el cerrojo de mi misma. Totalmente.

Después me gustó mucho la forma en que lo terminaste con ese poema pequeño que en realidad lo encerraba todo.
Y ojalá que no, que no se muera en medio, para que se deje inundar de vos y de cada cosa que le tenés reservada dentro y fuera de tu cuerpo.


Luego, en relación a tu escrito del accidente curiosamente ese mismo día yo choqué a una señora con mi moto. Gracias a Dios no fue nada grave, pero me puso muy mal y sin duda fue un momento horrible. Era una señora muy mayor que se me cruzó en una avenida totalmente ajena al tránsito, perdida en su mundo y quizás, también un poco más lejos. Afortunadamente solo la toqué y cayó muy despacio sobre el suelo. Aunque, ya te digo, eso no aminora mis nervios ni mi miedo.


Que tengas un lindo día!