sábado, 3 de septiembre de 2011

Análisis profundo de momentos efímeros

He escrito eso de ahí abajo y me he quedado con cara de mujer que mira por la ventana al infinito!! Me he sentido ridícula. Aunque también mujer soñadora protagonista de pelis bonitas. No me gusta la sensación de vivir siempre en mañana. Pierdo de vista el suelo que me cobija. Me falta cautela. Aunque a veces crea que lo que me sobra es paciencia. 
Y ya ves, sigo creyendo que merece la pena pertenecer al grupo de mujeres que miran por la ventana al infinito con cara de profundas y buenas! Tú qué dices?

11 comentarios:

La reina de la miel dijo...

La mente solo sabe hacer dos cosas: recordar y predecir. El cuerpo, mientras, está aquí ahora. Y está hasta los huevos. Eso digo.

jok dijo...

...se esta bien en el grupo de gente que observa el infinito,,,

Nada más importa dijo...

Lo primero que te diría es que lo que escribiste abajo es hermoso. Me gustó muchísimo la forma que usaste para describir momentos simples (y me recordaste también, de alguna manera, lo que yo escribí anoche en uno de mis blogs, donde comentaste), en que cada cosa pequeña y simple hace que después, todas en conjunto te regalen algo realmente importante.

Con respecto a este texto, me identifico muchísimo, porque también, después de escribir el mío me quedé como tonta, diciendo, yo escribí eso?. Pero si, lo hice, solo que, acostumbrada a no ver lo que tengo, se me revela toda una realidad nueva al leerlo por escrito.

Me identifico extremadamente con esto..."Ahora no tenemos miedo. Ni dinero. Ni una casa que sea nuestra ni dos coches en la puerta. Pero nos tenemos."
Y ni hablar con esto "Somos ricos aunque nadie lo sepa."

Y esas frases arrancan mis suspiros...


(espero no te moleste la extensión de mi comentario)

Nebroa dijo...

Reina. Me pone tu mala leche. Ya ves, que dices dos frases y se estiran mis lamentos. Se ponen firmes y tiesos! Me pone tu mala hostia, del poner ese de ponerme en vilo. Alerta.

jok, a veces, se está bien a veces.

Nada, cómo va a molestarme que vengas a hablar como si no hubiera nadie a mi casa? me encanta...
Lo de mirar al infinito, en mi caso, lleva consigo alas tremendamente pesadas, porque la realidad del futuro invisible que narro abajo no existe. Es inventada. Sueño con eso, con ese futuro que sea presente, tan presente como el que tú narras en tu blog que he leído esta misma mañana. Que huela a cierto. Eso quiero, por eso, porque a veces no huelo nada, miro al infinito, a ver si de allí me traigo pajarillos con verdades en vez de cuentos. Pues más o menos.
Me gusta también tu naturalidad poética al contar lo que cuentas, convirtiendo la vida en eso que yo también espero. Que la tengo, que tengo otras cosas, pero esa, esa también la espero. Cuando llegue, cuando venga, la contaré con los ojos bien abiertos para no perderme nada de nada. Como tú.
Gracias por aparecer :)

Toni Barnils dijo...

Te sientas como te sientas, por suerte la gran mayoría pensamos como tu. A quien le va importar ahora explicar lo que todos hemos vivido, más o menos así, y callamos vete a saber por qué suerte de vergüenzas.

He dicho .... mi abrazo

Nada más importa dijo...

Que linda respuesta a mi comentario. Gracias!

Si todo lo que escribiste que tanto me gustó, era inventado, no quiere decir absolutamente nada malo.
Al contrario.
Si soñamos con cosas verdaderas, humildes y sencillas, deben de hacerse realidad en el futuro.
Y cuando te pasen obviamente voy a estar acá, atenta, esperando a que lo cuentes y lo hagas de esa forma tan única que tenés de describirlo.

Que tengas una linda noche...

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas entradas desnudan la integral belleza de este blog, un placer, si te va la palabra elegida, la poesía, te espero en mi casa, es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos numantinos..

Nebroa dijo...

Toni, cuando uno ha vivido eso que, imaginariamente, cuento en el texto, debería, por orden judicial, expresarlo como fuese. En gestos, palabras, canciones, poesías, pintura, dibujo. Es magnificar aun más la belleza...

Nada... Que me pasen, que me pasen. Que lo que la imaginación inventa sea capaz de traspasar lo efímero y convertirlo en materia, en solido, en verdad palpable mediante los sentidos. Que así sea!! :)

Hola vitooo! Allá que vamos!

La reina de la miel dijo...

Pero don Vito, por Dior bendito, personalice usted al menos los comentarios, hombre, que venir aquí y encontrarme el mismo comentario que en mi casa, palabra por palabra, despierta en mí algo parecido a la conmiseración...¿o va a ser desprecio?

Nebroa dijo...

jajaj Reina! Siempre pasa, es algo que se repite. Además es que suena muy similar, enseguida lo pillas, o sea, que se pilla al que ha hecho un copia pega en muchos sitios. Siempre que hay un enlace al final del comentario, es que lo de arriba es igual en todos los lugares. Bueno, siempre no, pero vamos, ya m'entiendes!!

Para dijo...

Pues yo diria siguiendo el hilo de Reina, que yo no es que este hasta los huevos de mirar al infinito (creyendo tambien que merece la pena, sino no lo haria), creo que el infinito esta hasta los huevos de que yo le mire, y aun no haya sido capaz de entrarle.