jueves, 18 de agosto de 2011

Transformar

Venga, vamos a tomarnos un café

O...

Venga, que te secuestro y te llevo a un lugar al sol, donde te de el viento, y el aire, y las aceras te revuelvan el pelo, nos aprovechamos de la vida y de esos seres a los que llaman humanos, le pedimos a uno que nos regale un café cargado de ganas y sueños, nos lo bebemos mirando al techo pintado de pintura plástica con forma de nubes de esas que parecen un zoo a primera hora de la mañana, y luego te respiro en el cuello el azúcar, y te muevo el corazón con la cucharilla, te remuevo por dentro, por fuera, en medio. Y nos bebemos a sorbitos lo amargo de los días, lo absurdo de este jueves, y con el sabor del café en la boca nos lamemos las heridas. Te doy los dientes y masticas fácil las penas, te doy la lengua y lames con cariño tus lágrimas. Venga, vamos a tomar un café

O convertir en pastel lo más común del mundo :p

2 comentarios:

Fiebre dijo...

Venga. Tomemos ese café.

:S

Pablo dijo...

Si, claro que si a ese café..


O

desde la cama, oler a café recién hecho y a pan tostado..

Beso..