domingo, 21 de agosto de 2011

Si no me gustas, puedo quererte largo?

El viernes por la noche, mientras la luna le decía no sé qué a las estrellas y yo me tumbaba en la silla de pensar rodeada de incienso de los chinos, le pregunté a la nada más llena de todas las nadas del mundo si la persona a la que amas, en el tiempo, en las decisiones, en la firmeza, en la continuidad, en el avance de la relación, en la estabilidad... debía tener las cualidades que más te gustan en las personas humanoides. Si es un claro ejemplo de que el amor puede durar, mantenerse. Si además de querer, amar y sinónimos diversos, la palabra 'gustar' debe ser empleada con frecuencia. La persona que tienes al lado es admirable, es gozosa, tiene aquello que te motiva, que te hace crecer, que enriquece los días bla bla bla. Me preguntaba si debe existir eso intrínseco en el de enfrente o si por el contrario puede carecer de muchas de ellas (de todas las cualidades, actitudes, aptitudes que te encantan) y aun así ser posible la relación estable, firme y demás porquería.
Estoy haciendo un estudio, queréis aportar algo a los resultados?

5 comentarios:

gora dijo...

Voy a meditarlo más y a contrastar recuerdos y opiniones... jajaj! pero ahora mismo creo que sí, debe tenerlas, las más importantes al menos.
Muaaaa x mil.

Nebroa dijo...

de momento los encuestados opinan como tú, no sé si las más importantes pero al menos debe tener una o dos de las principales...

AN... dijo...

Ante la duda lo catas y descubres otras cualidades ...
yo digo que si , es posible porque no ...

mi dijo...

No, largo no, corto, que ya lo he meditado. Mañana, cuando vuelva a cambiar de opinión vuelvo. jajajja!

Nebroa dijo...

Hoy me ha dicho otro de los encuestados que sí se puede, que al final lo único que importa es cómo te haga sentir. Puede que por fuera sea una persona que no tiene todo eso que tienen las personas que nos gustan, pero que por dentro, ahí, aquí, puede que te haga sentir bien, seguro, confiado, en puerto.
Y he vuelto a dudar.