lunes, 1 de agosto de 2011

Se aceptan golpes para despertar

Hay días malditos y días benignos. O algo parecido. Hay días que van metidos dentro de dos curvitas a modo de paréntesis que no sirven para nada. Ya sé que es una injusticia que convierta un nuevo día de resplandores y otras mierdas en un día insulso. Lo sé. Hasta ahí llego.
Estoy cansada, asqueada, hasta los cojones, agobiada, alterada. Las sienes hinchadas, la esperanza dislocada, la paciencia en búsqueda y captura. Aburrida. Harta. Puaj.
Mañana vendrá otro día de esos malditos o benignos. Siempre llegan. Sobretodo cuando no están.
Podría irme a conducir mucho y muy largo. Podría darle hostias al saco de boxeo del cuarto de al lado. Podría echar a correr y parar cuando me muera. Podría hacer ejercicios de relajac... no, ni de coña. Podría estrangular a alguien en este preciso instante. La del espejo tiene un cuello la mar de atractivo para ciertos menesteres... Pero como no me llego con la lengua quizá opte por los dedos.

4 comentarios:

Minuet dijo...

Simplemente Nebri, podríamos hacer tantas cosas en días así, en los que, como bien dices, no hay nada benigno, y todo parece ser una mierda, sin paréntesis, creo yo, ¿que aún soy mas dura?..no lo sé, sólo sé una cosa..esa del espejo, es la misma que se acurruca junto a ti y te quiere, esa que se ama,a veces, que se mima, de vez en cuando..busquemos otra víctima para estrangular, sino lo hacemos nosotros por nosotras mismas ¿lo hará alguien?..llevo el todo el puto día esperando a que una maldita palabra haga que mi vida vuelva a tener sentido ... una maldita palabra dará un sentido a toda una vida...¿crees de verdad que una maldita palabra -por muy DE ALGUIEN QUE VENGA- tiene tanto poder?.. yo AMIGA hasta lo dudo...

Nebri, haz algo..lee esto HOY TE HE DICHO ALGO QUE ME CUESTA DECIR, REPITELO Y CIERRA LOS OJOS..¿el día sigue sin merecer la pena? ¿estás segura?...

Muachhhhhhhh... y vendrán días a los que podamos poner otros adjetivos... te lo aseguro, me lo aseguro, quiero creerlo, no, no, LO CREO...muachhhhh

Nebroa dijo...

No creo que una palabra suelta en medio de los abismos en los que a veces me meto (o nos metemos) vaya a guiar una vida. Quizá la repetición constante y consciente de verbos que habiten en nosotras. Quizá. Verbos porque son acciones. Sin acción no hay nada, se queda todo inmovil, se mueve solo, sin impulsos propios, como plumas. Y ya sabes, que yo no quiero ser pluma.
A veces creo que se me van las riendas. Escondidas. Sueltas. Perdidas.
Volveré a retomarlas, en otros días de esos, cuando esta etapa se disuelva entre sus propias cenizas. Ahora toca esto, casi morir para recoger toda la energía gastada en otro tiempo.
Creamos en la vida, en la imovilidad de las olas, que nunca se para el océano. En otros tiempos mejores, peores, en otras 'yo' que nacerán con los sucesos. Creemos sucesos para convertirnos en otras, en las mismas mejoradas, en yo qué sé...
No, no voy a estrangular ninguna de mis partes. Lamerme sí. Para curarme todas estas heridas viejas...

Gracias. Porque sí.

Frida la Llorona dijo...

Conoces la leyenda del ave Fènix? seguro que si....así somos, pero con forma humaniode. Un abrazo alado Nebroa....
Frida.

Nebroa dijo...

Hay quien me ve las alas todos los días. Y aun dice que tienen brotes verdes en las raíces. Y yo que pienso como el que me lo dice. Pero no las muevo

Me quedo con tu abrazo. Sí, me lo quedo