viernes, 26 de agosto de 2011

Nadie me quita las sábanas, pero hace ya muchos días que no duermo sola

1 comentario:

Anónimo dijo...

Un nido de plumas de águila proteje tu alma