viernes, 19 de agosto de 2011

Comodidades y otros reposos

Hay algunos a los que no les gustan tus cambios. No es porque ya no le gustes con esa nueva silueta. Es que ese cambio les obligará a cambiarse a ellos mismos. Y ya se sabe, hay seres humanos a los que les apasiona seguir siendo piedras*

*He estado buscando la palabra, algo en la naturaleza que permanezca completamente inmóvil. No lo encontré. Opté por la piedra, por el símil de lo sólido. Pero ellas también cambian. He llegado a la conclusión de que lo más inmóvil del mundo mundial es la propia mente de algunos seres humanos.

No hay comentarios: