martes, 26 de julio de 2011

No tengo ni idea de lo que estás hablando

Has oído hablar de los sueños que, de repente sin esperarlos aunque los esperases con los ojos de par en par mientras duermes, se cumplen? a medias, enteros, un poquito, un ratito, unas horas? Has oído hablar del eco que dejan las ilusiones cuando les empiezan a salir alas en la silueta y parecen reales o parecido o similar? Has oído hablar de los viernes con ventanas al levante, al norte, al sur y al ocaso donde se pone el sexo del revés? Has oído hablar de las ganas en las que no ganas nada y lo pierdes todo pero que a la vez te dejan el cuerpo amoratado de latigazos con forma de una de esas lenguas de las que no quieres escapar? Has oído hablar de eso alguna puta vez en tu vida?
A mí me lo han regalado hoy

4 comentarios:

Sanguinariamiento dijo...

Sí, y lo he sentido, y lo quiero todo, el placer y el dolor. El ansia.

Nebroa dijo...

Sangui... Yo también. Cuando estás al lado del dolor madre mía, infinitamente desastroso. Pero cuando estás del otro lado, joder... Eso es la vida en las entrañas, no? Qué seríamos sin todo eso? Medias personas, mitades, trocitos. Y no quiero eso, no

Minuet dijo...

Sí, he oído hablar y me encantaría tenerlo por completo, cuando toca dolor, pues dolor, cuando toca placer, pues placer..pero todo incluido...."quiero vivir sin tardanza"

Besos

Nebroa dijo...

A veces vivir tan intensamente todo tiene su precio. Y es alto, como en este instante. Y la crisis prohíbe los pagos a su tiempo.
Tengo una cartera vacía, una cuenta en números rojos, un bolsillo roto y ni siquiera tengo suelto.
Y mírame, sigo empeñándome, pidiendo, endeudándome.
Creo que es tiempo de mirar el todo desde lejos. No es así como me gusta vivir.