jueves, 28 de julio de 2011

Me planto y esbozo que mi tiempo merece respeto, que toda yo merece respeto, no merezco olvido, ignorancia, silencio. Mi vida valiosa que pierde las horas esperando una llamada. No es culpa de nadie, ni siquiera mía, aunque no sea capaz de coger otras riendas que no tengan como jinete unas manos distintas.
Me planto y grito, no debería dejarme los ojos pegados a un teléfono que no suena a la hora que iba a sonar. Vivo pero sigo esperando. Me cuesta moverme hacia otro lado que no sea el que quiero, porque eso es lo que me sale del alma que no cesa de buscar unión. Podría, debería, tendría. Pero esos verbos no encajan con todo este vendaval de amor que pone cimientos en arenas movedizas.
Me planto y abro un corazón agotado de amar sin amor de vuelta. Con chispas que resuenan sólo entre palabras y voces esporádicas.
Merezco respeto, todo el respeto que yo misma me doy.
A veces las personas te ningunean o soy yo la que por verlo así, así lo siento?
Tratarme bien (respetar a la que soy, lo que siento, lo que pienso) no es decirme te quiero de vez en cuando. Es respetar un todo. Yo he aprendido a amar (mejor) con el tiempo. Y no es así como lo veo venir de vuelta.

9 comentarios:

Maeve dijo...

"Me planto y esbozo que mi tiempo merece respeto, que toda yo merece respeto, no merezco olvido, ignorancia, silencio"


:)

...Puerqui.

La reina de la miel dijo...

Merezco respeto, todo el respeto que yo misma me doy.

He ahí el resumen.
De todo.

Nebroa dijo...

Reina... Lo sé
Estriba ahí.
Pero tengo dudas. Esto es, me siento respetada por muchos de los que me rodean. No así en alguno suelto.
Indica acaso que continuar rodando como un satélite alrededor de un planeta concreto es un síntoma de no respeto a mí misma?
Porque hacer caso a lo que sientes también podría ser respeto a una misma.
Lo sé, supongo que todo lo que me dejo dañar son rendijas en el respeto propio. No?
Anda, cuéntamelo.. A veces parece que todo el mundo tiene la solución a todo menos yo. Y que lo mantienen en secreto. Y que les funciona a la perfección y que yo me pierdo en alguna parte que ellos y ellas saben, conocen y cumplen a la perfección...
Me cuentas más cosas?

Maeve dijo...

¡Coño! la pides el secreto. Ahí es nada.

Lo único que sé, porque lo sigo haciendo y porque sé que es dañino, es que la parte que no funciona de mi me lleva a desear, justamente, a las únicas personas que no quieren de mi. Como si los que sí me dan no fueran buenos, o su amor fuera de inferior calidad. O no valiera...porque me lo dan a mi.

¿ Sientes que deseas o reflejas que deseas?

Este tema lo es TODO :)

Nebroa dijo...

Siento que deseo. Apostaría a que reflejo el deseo en cada paso.

Sí, este tema es el TODO en cuanto a los dolores que no se curan con el ibuprofreno ese del alma. Y se repite, eh? Goteando aparece de vez en cuando. Y duele. Como decía una gran mujer hoy, duelen las tripas, el pecho y hasta el coño.

Algo así.

No es que no valga o que sea inferior. Es que parece que cada vez quiero más. Y más. Y otro poco. Dicen los inteligentes que aprendieron a vivir que radica en aquel amor que no nos dieron de pequeños, en aquel amor que no hemos aprendido a darnos a nosotras mismas. Y yo siempre reflexiono. Una y otra vez. Y me encuentro siempre el mismo agujero negro.

Frida la Llorona dijo...

Sólo decirte que no eres la única...mismamente yo sin ir más lejos...¿secreto? ni reputísima idea, yo intenté las diez mil cosas con sus diez mil inventos, y seguimos en las mismas, más de lo mismo. Si se que uno no puede darse la girada de cerebro ni la girada al corazón. Te mando mi empatía absoluta.
Frida

La reina de la miel dijo...

¿Que te cuente? Léeme, por favor. No hago otra cosa más que contar. Mejor me iría si contara menos y pasara a la acción más.
Ahora bien, te digo una cosa: "Mujeres que aman demasiado", Robin Norwood. Y además te digo otra: "Hombres que odian a las mujeres y mujeres que siguen amándolos", Susan Forward. Y te lo digo hasta en inglés: www.gettinbetter.com, Shari Schreiber. Bueno, y hasta te diría que "Padres tóxicos", Susan Forward (again)

Nebroa dijo...

Frida... Yo sigo empeñada en darle giro al cerebro y al corazón. Pero como apunta la reina, quizá sólo lo hago una y otra vez mentalmente. Acciones? dónde? cómo? cuándo dices que hay que hacer las diez mil cosas y los diez mil inventos? Porque las hice y lo hice en aquello que 'pude'. Sigue habiendo una parte en mí asustadísima que odio cambiar lo que siempre ha hecho. Yo sé que lo que hago no me lleva a buen resultado, entonces dónde está la inteligente que me habita para ponerse a trabajar ahora mismo?
Confío en el cambio personal, en los avances, sé quién fui y lo que he llegado a ser. Pero sigo queriendo cambiar cosas, aun no me ha llegado el momento en el que me diga: oh vaya, soy así, así seguiré siendo. No. No ha llegado y mientras, de vez en cuando, sigo sufriendo...

Reina, hace poco compré 'mujeres que corren con los lobos'... Desde la estantería el 'mujeres que aman demasiado' me llamaba urgentemente, pero lo obvié, quizá en otro de esos giros para ver si así, si de este modo, si como siempre, se así facilillo, consigo entender/hacer/actuar de otra manera.
Sigo buscando, yo sigo, como tú.
Apunto, compro, leo, reflexiono y... ¿HARÉ?

Pd. No te enfades, nunca no te enfades contigo...

ana dijo...

... la vida es inteligente, y estoy convencida de que te encontrarás. Que al fina tu tiempo creador (y también doliente) será la conquista de la libertad.

Un abrazo.