jueves, 28 de julio de 2011

‎"Cuando la dignidad se regala como una bala,
te puede pegar un tiro
quién no sabía que tenía arma en el bolsillo.
Y de repente tiene hasta puntería"

Isabel Alonso

...que es como un trocito
del mismo alma
que me pasea por este mundo

5 comentarios:

La reina de la miel dijo...

Hace pupa. Leerlo, digo: la bala ya ni se siente de tan bien alojada que está.

Nebroa dijo...

Sí duele leerlo, sí.
Y haberla sentido muchas veces derrotarnos los andamios.
Pero sabes que sí se siente, aun, todavía, por muy bien alojada que esté, sigue doliendo. A mí sí.

La reina de la miel dijo...

Qué coño, tienes razón: abrasa.

Maeve dijo...

Ella misma, inmensa.

ana dijo...

ufff... y cómo hacer posible que alguien querido no deje su dignidad en manos de cualquiera?

... se podría conseguir de alguna manera que volviera a recoger su dignidad de una vez?

(...)