viernes, 10 de junio de 2011

Me voy. Bueno no, que nunca me voy a ningún sitio, son los sitios los que vienen a verme, Alemania se llama el destino, aunque como digo, yo siempre esté conmigo y sean los lugares los que se aparecen tras los ojos. Hubo un tiempo en el que cuando viajaba, muchas veces quería dejarme aquí, y desconectar y hacer como que no pensaba ni sentía una vez que cogía el vuelo, el coche o la escoba de turno. Ahora no. Ahora me llevo conmigo, como siempre, porque quizás hayas creído que cuando pretendía dejarme aquí, lo conseguía. Y no, va a ser que no. Pues eso, que me llevo conmigo. Así con ganas y decisión. Con todo lo que soy y lo que me respiro. Puede que en el trayecto entren nuevas cosas, o mejor dicho me descubra por dentro otras aristas, puede que el verme en otro país traiga algo de lejanía a mis pies. No lejos de querer alejarme, un lejos de los de aumentar la perspectiva, que ya me decía una gran amiga que ni los ojos más bellos del amante más guapo del mundo se ven bien cuando los miras de cerquísima.
Que me voy a Alemania, que si queréis pepinos o algo!! jajaj

14 comentarios:

PazzaP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manolilloc2c dijo...

ok, llevate contigo, pero no te quedes olvidada a la vuelta :)

Comando Dharma dijo...

los ojos viejos que me miran me atan a lo que soy aquí.
Los ojos nuevos me dan la oportunidad de ser yo mismo.

Te dejo aqui unos cuantos haykus de viaje, para un viaje.

El autor es Taneda Santoka



Como cabía esperar:
estoy solo, estoy bien...
Hierbajos silvestres

Oye, grillo:
sólo tengo arroz
para mañana.


...Y a veces,
dejo de mendigar
y miro las montañas.

Un manotazo a una mosca
otro a un mosquito
y otro a mí mismo.

Ha envejecido
hasta el sonido
de las gotas de lluvia.

Parece que voy a morir
con el alma tranquila
sobre la hierba que brota.

Sin pensar en nada,
rompiendo ramitas secas.

No hay forma de evitarlo:
camino.

¡Qué calida temperatura
la del piojo que he atrapado!

Con eso tengo más que suficiente:
barrer las hojas caídas.

¿Qué pretendo encontrar
internándome en el viento?

Toni

Anónimo dijo...

titaaaa te has ido sin mi a AlemaniaA? pero porque eres así??
Eres malaa!! :( :( jajaja. bueno pues dentro de 2 findes me llevas a Madrid nose como lo ves, pero yo perfecto!! tequierooo

Lenka dijo...

Qué guay!! Alemania!!! Píllate unos cuantos buenos germanos. De pepinos no entienden un pijo, los cabrones, pero de salchichas... XD

Oye, ya que te llevas contigo ten cuidao, eh? Ya sabes lo fácil que es que te pierdan el equipaje! A ver si nos apareces en Panamá!

Pásalo en grande.

Para dijo...

Me encanta que te lleves contigo pero no te sueltes de la mano eh!!!

Pepinos... lleva tambien unos cuantos para introducirselos a ....

Pasalo de pm. Un besote

Nebroa dijo...

Ya tengo todos los pepinos clasificados y dispuestos para la vuelta, ya si eso los recojo el lunes y los sortear'e el martes cuando vuelva! jajaj
Que se me han olvidado las botas normales para andar, con las que traigo parezco un mosquetero, pero oye, muy moderna que voy... Aqu'i en Alemania otra cosa no, pero lo hortera se lleva, voy a la moda :s
Ainnssss

AN... dijo...

SALUDA A LA ANGELA MERKEL , Y EXPLICALE QUE EN ESPAÑA LOS PEPINOS LOS USAMOS PARA COMER ...
BUEN VIAJE ...TE IMAGINO CON LAS BOTAS Y VAS A IR DE ESCANDALO , PASATELO BIEN PEQUE...
PERO VUELVE , NO ME HAGAS IR A POR TI...

MK42 dijo...

Sé feliz, Ne. Estuve en Berlín el año pasado: me encantó. Besos.

El silencio y otras palabras dijo...

A mi Berlín también me encantó. Si eso encuentra un buen pepino por allí ¡pero no se te ocurra comer brotes de soja!

Sese dijo...

Buen viaje y Rauchen verboten (lo siento es lo único que se decir en alemán)

Maeve dijo...

Me gusta mucho esta entrada. Generalmente la gente piensa "bien" al principio y al final del camino. Tú lo hace entre medias, eres una caminante consciente. Lo que no vemos aquí, los bajones, los temores, seguro que les hay, pero no pierdes de vista tu camino, "ves con claridad".

Eso es tremendamente inspirador, nena.

Nebroa dijo...

Maeve... Creo que es de las pocas cosas que tengo claras. No perderme. Ni al principio, ni al final ni en medio, porque cada uno de los tramos que vivo son un principio y un final y un en medio o como quieras llamarlo. Pero es el único punto en el que me tengo completa.
Sí, de eso que citas hay. Temores, miedos, parálisis y suelo. No quiero perder la perspectiva de a dónde me dirijo...
Que gracias por venir y contarme cosas, ya sabes lo que me gusta

M@rcelo dijo...

Imagino que Ana y vos deben estar pasandola muy bien, me alegra que la llevaras....tómense una cervecita sobre el verde cesped en el Tiergarten y paseen mucho en bicicleta!!
Besos a las dos...
...como extraño Berlin...