sábado, 4 de junio de 2011

Coger las riendas y alzar el vuelo, ponerle alas a un caballo que se desboca entre el sentido de lo posible y el sin sentido de lo inalcanzable. Ponerte a soltar palabras sin que la mente intervenga, directas a un destino que no se pregunta por ti, que tan solo te espera. Inventarte que puedes y quieres vencer, entre las miserias y entre las ruinas. Crecerás, porque creciendo vives y viviendo disfrutas.

No hay comentarios: