jueves, 28 de abril de 2011

Y entonces, cuando derribes el miedo y el temor, cuando no haya pánico, ni barreras, ni límites... te abrirás en canal, para beberte la vida y sus encantos.

7 comentarios:

PippiPat dijo...

Palabra de Nebroa, te alabamos panpolla!

Nebroa dijo...

jajaja Amén

MK42 dijo...

A ver Ne, ahora que la vida se me hace insoportable, te veo optimista. ¿Ves como siempre hay motivos para venir a verte?

Nebroa dijo...

Eme... El optimismo se fabrica dentro. Eso he descubierto. Quizá sea una de las peores épocas que pululan en mis afueras, pero no quiero dejar que me invada hasta llevarme a donde ya conocemos. La vida está ahí, abierta en canal para ti, y tienes dentro todo eso que otras veces podías decirme a mí, o a otros a los que les iba regumal. Búscalo, no? Y sí, búscame que te lo recordaré!
Te echo de menooos!

Alberto Ruiz Castillo dijo...

Yo quiero una de esas, con mucho hielo y algo de canela. Con humo de tabaco arrastrado en las luces de la barra, frente a un taburete, donde estas tu, cerca de otros amigos a los que queremos. Yo quiero confundir mis piernas con las vuestras mientras nos pasamos unos petas y recordamos el poco pasado que tenemos en comun. Quiero teneros cerca a pesar de mis distancias, que os prometo inocentes y forzadas. Quiero q sepais que estoy cerca para todo lo que necesiteis.
Muac

MK42 dijo...

Ne, te buscaré hasta encontrarte. Te buscaré en las mañanas, en las tardes y en las noches de este tiempo que transcurre de forma infinitesimal mientras envejezco a la velocidad de la luz. Te buscaré en las ventanas inalámbricas, en las calles, en el reflejo de las marismas cuando cae el sol. Te encontraré para que me hables con los semáforos de tus ojos.

Wendy dijo...

Lo mejor de los límites es verlos suicidarse. amo tu blog, y esta entrada en particular