jueves, 7 de abril de 2011

Huracán

Atravesando la vida, fusilando el tiempo, me agarro a los relámpagos que me habitan, como espasmos, orgasmos sin terceros, alojada en un inmenso volcán que no deja de latirse por dentro. Y lloro, y respiro, y río por dentro tanto tantísimo, tan a la vez que me duele la piel por retenerme. Abrazar, follar, castigarte. Amarte tanto que revientes de lo que duelen los dientes en eso que llamas alma. Quiero echar a volar ahora mismo, recorrerme el mundo en un instante de mierda. Me explota la vida dentro. Ni yo me entiendo. Tú. Y él. Y todos los jodidos ojos que me rodean. Y ella. Y el otro. Amarme y quererme tanto que me duela el corazón por enorme. Y tener tantas ganas de desmontar puertas y derribar barreras que se me quede pequeñísimo este diminuto cuerpo que me alberga. La base, la esencia, lo único. El amor aquí dentro, rebotando entre trincheras, me estorban los huesos, y los órganos me sobran.
Que no, que todo esto que soy y ahora siento no puede caber en un solo cuerpo. Desdóblame joder.

6 comentarios:

Minuet dijo...

Joder, buenísimo Nebri... joder...

Cerocero dijo...

dime como he de hacerlo y lo hago!

AN... dijo...

Nena que estas tomando ...muy bueno...como siempre , me dejas con la boca abiertA y moviendo la cola como un chucho alegre... estas que explotas de amor ...con lo finita que eres y no parece que se pueda amar tanto...que enorme capacidad tienes de plasmar tus sentimientos, al imaginarte asustas , menudo potencial me llevas en esas caderas...

Nebroa dijo...

Minu, yo también me he asustado...

Cero... Gran cuestión la que preguntas. Esta tarde? La manera de desdoblarme? Cogerme de los hombros, zarandearme mucho y muy fuerte, revolverme el pelo, sacarme a bailar un rock and roll. Y luego bebernos de un trago toda la cerveza del frigo... Por ejemplo! Luego será otra cosa!

An... Eres un encanto. Ya lo sabes, no? No sé si se llama amor lo que me gobierna, en cualquier caso no es el mítico. Sé que esperas que un día te cuente: Nene, me he enamorado y se han enamorado de mí. Pero ohhh vaya! No es lo que llevo dentro ahora. Es parecido, pero no tengo a uno al que volcárselo todo. me siguen rechazandooo por las esquinas! Te suena!? Madre mía... Anda que no iba a ser feliz el que dijese 'nenica, aquí me tienes', eh!? Que gracias, otra vez!
Y sí, ya si eso te paso dos kilos de lo que fumo ahora! jajaj

PEP dijo...

Eso, eso es justo lo que hizo que me enamorara de ti. Lo que hace que el mundo se vea obligado a volver, descarado, su cabeza para mirarte. Lo que nos anima, a los que casi ni te conocemos, a recorrer tus calles estrechas y largas. Y con ello desembocar en tus plazas soleadas, en las darsenas del puerto desde el que viajas y desde el que vuelves, una y otra vez, a contarnos que a menudo lloras.
Y eres todo eso y mucho mas, pero sobre todo eres prisa y velocidad y riesgo. Lo supe el primer dia que te pedi un cigarro y me dijiste que si.
A mi personalmente me pone tu LUZ, sobre todo cuando previamente nos describes tus sombras. Me pone tu sonrisa de chula inventada que, sin embargo, se encoge de hombros para que le den un abrazo. Me pone tu forma andar decidida y directa, cuando ambos sabemos que perdiste el mapa y no recuerdas la salida.
Que coño, brindo por un mundo especular, diverso, complejo, alternativo, inteligente, sensible, bondadoso y lleno de libros y musica.
Solo unos pocos forman ese mundo. Tu, afortunadamente tambien eres el.
Jota.

Nebroa dijo...

Pep... Eres otro corazón apresado dentro de un cuerpo pequeñito que nunca hará justicia a lo que llevamos dentro.
Contradicciones, altercados, malentendidos entre la razón y el corazón, canibalismo y ternura, rumbo y pérdida en cada esquina. Tú también eres de esos que habitan el mundo que cuentas, por eso me viste. Y por eso vi lo que llevas detrás de los ojos el primer día. Yo también me enamoro de ti a trocitos, y luego amo el todo, y luego sólo los cigarros que te fumas, y de todas las cervezas que te quedan por beberte a mi lado.
Que gracias... Que me gusta que ilumines mi luz con esa que te sale por los ojos oceánicos!
Abrazo estrujador!