sábado, 9 de abril de 2011

Entre lo que quiero y el resto de derechos

Y vuelvo de madrugada a casa, entre tu ausencia en la derecha y las ganas de seguir en la izquierda, y quiero atraer besos para no quedarme sola volando con el viento. Y luego camino dirección a tus ojos para volver a mirar hacia todos los demás cuando me paro con el rojo haciéndole juego a los semáforos.
De aquí al otro lado, entre la razón y el desencuentro que llevo detrás del esternón.
Que no, que yo no he venido aquí para olvidar cómo se vive pensando en cómo sería vivirte.
Y luego se me olvida y te veo debajo, durmiendo entre el puente que une mis piernas, perdiéndote el resto de la vida porque sólo aquí la encuentras. Pero no estás, y nunca has estado. Soy yo que te invento, para atraerte a este desierto que, por obligación, un día será océano.

3 comentarios:

Zara dijo...

A la cuarta vez que lo leo, creo que ya está bien decir algo.
No sé qué decir :S
que me da gustito verme ahí.

Nebroa dijo...

Hola Zara... Es como si lo hubieses escrito tú? Como si te saliese también de dentro? Pues sal de ahí inmediatamenteee que se pasa fataaal! :s

Zara dijo...

como si lo escribiese yo? jajajajaj ya quisiera!!!!
como si me saliese también de dentro