viernes, 15 de abril de 2011

Como necesito de manera exagerada el silencio interno,
he optado por dejar de poner ruidos aquí fuera

2 comentarios:

silvo dijo...

No se los que practican yoga, ya que parece que sí, pero los ruidos externos penetran dentro e interrumpen la posibilidad de tener tranquilidad hasta para pensar, superan la barrera exterior/interior muy fácilmente, un beso y buen fin de semana Nebtoa

Nebroa dijo...

Silvo, al final no sé qué viene antes, si el ruido de dentro que se traslada fuera o al revés. Ayer leía que quizá todas las realidades que vemos fuera sólo sean creación nuestra. Así que... Casi que me quedo con esa teoría. Aun no hay silencio aquí dentro, aunque ya voy viendo lagunas...