jueves, 21 de abril de 2011

Atravesando

Son días duros. Muy difíciles. Quizá los peores desde que visité aquel pozo llamado depresión. Me manejo como mejor puedo. Todos los miedos asolan y asoman en el balcón de la vida. Enfilados y dispuestos a merendarme a la hora de la cena, de la comida, del desayuno. Yo vacilo y ando perdiéndome. Intento calmarme. Calma. Calma. Calma. La ansiedad se ha apoderado de mis riendas y me ayudo a salir de esta. Las ideas obsesivas vuelven, el temor se apodera de lo que queda de mí. Y yo, detrás de toda esa oscuridad saco fuerzas de no sé aun dónde para mantenerme viva. No es lo que ocurre fuera, es cómo me enfrento yo a eso. No es la situación, es lo que ando contándome para valorarme por debajo de cero. Y remonto una y otra vez, y vamos, tú puedes, y venga que lo conseguiste y volverás a hacerlo. Me necesito más que nunca. Y aunque haya siete millones de pensamientos cercándome la vida y limitándome los pasos, sigo aquí. Y no quiero rendirme. Bloqueada y paralizada en muchos momentos. Pero con unas inmensas ganas de continuar sin huir de mí misma. Pongo silencio en la boca, y en los dedos porque cuanto más ahonde en la tristeza, en la ira, en el miedo y en el vacío, más grande lo hago. Y lo que quiero es precisamente lo contrario... Aprendo a seguir viviendo. Y por mis cojones que lo conseguiré. Volveré...

13 comentarios:

PazzaP dijo...

No sólo de cojones vive el hombre, ni la mujer... ;P

Aida dijo...

No sé qué decirte. Ánimo! Y vuelve...

Toni Barnils dijo...

Cuando solo quedq la fuerza del rendido, aparece la capacidad de la ilusion. El saberse capaz de respirar el ultimo aliento antes de decirnos adelante, puedes, nada ni nadie puede ahogar este grito. Mi voluntad es mi fuerza y mi vida mi motivo. Adelante no hay tormenta que dure cien dias, ni fuerza nayor que la mia.
Besos y apoyo en el viaje.

Cerocero dijo...

Respirar, respira, respira... venga que ya queda menos. Tu puedes. Se que puedes.

rockdelgo dijo...

Dale otra oportunidad a tu destino, ánimo!!!

Pablo dijo...

Así a bote pronto.. empieza a sonreir, por fuera, forzándo la sonrisa; acabarás sonriendo por dentro.. un poco al menos.

Esto me lo enseñó una chica, un SOL de mujer para ser más exacto.. (está buenísima, por cierto; vamos, debe estarlo..)
¿Has empezado a sonreir ya.. un poco..?

Dos besos, uno en cada ojo.. :)

Alberto Ruiz Castillo dijo...

ya sabes que te quiero... Estas tan viva!!!

"Nunca llueve eternamente..." dijo...

Me encanta como escribes, me siento muy identificada en muchas cosas.Espero que lo consigas, al igual que espero conseguirlo yo...animo cariño! ;)

Li..* dijo...

Unos cuantos andamos así... y la esperanza nunca debe perderse... todo son épocas. Un beso muy fuerte :)
Ánimo.

Nebroa dijo...

Paz, sólo gracias. Pronto te hablo :) aunque no deje de hacerlo

Aida, gracias... Las palabras a veces sobran. Como el amor, no? Pues eso, con mucho amor para nosotros mismos es más fácil animarnos unos a otros :)

Toni, muchísimas gracias, recien llegado y recien acertado. La voluntad y el íntimo esfuerzo eterno por seguir liberándonos. Así será.

Cero... La respiración es algo que, tal y como dices, va conmigo. No la normal que se hace sin pensar, la otra, la que te mete dosis de vida en las sienes. Esa... no dejo de hacerlo. Gracias

Rockero, eso hago. Confiar en la vida, incluyendo la parte de gratitud por ponerme esta situación delante para seguir creciendo.

Pablo, sí, lo hago. Sonrío. :) Y las que vendrán... Mua

Alberto. Y yo a ti, mucho. Pronto nos miramos a los ojos y nos taladramos el alma, vale?

Lluvia! Me encanta verte reluciendo como nueva en este barrio. Lo conseguiremos. Sin duda. Y nos alentamos si quieres, porque al final todos nos parecemos un poco y al final todos estamos hechos de lo mismo. Además, has oído eso que dicen que cuando más necesitas algo, la manera de encontrarlo es dándolo, de repente? Es como que 'animando' a otro, aunque creyendo que estamos muy jodidos, podemos hacerlo, y ahí, ver que aun nos queda mucho para dar (nos). Vamos, ánimo, en los abismos y en el dolor está el previo del crecimiento :)

Li, gracias... Épocas, rachas, no olvidar que todo pasa y que a la vez todo sucede por algo. Aprendamos de lo que ahora mismo nos rodea...

Muchas gracias a todos, iba a borrar la opción de los comentarios, porque a veces las palabras no indican en absoluto lo que verdaderamente hay dentro. No creo que se entienda, que llegue, que leyendo esto haya una comprensión de lo que me ocurre por dentro, pero luego pensé que el apoyo, los ánimos, la compañía y el no saberse sólo en el camino abre mi mente. Me saca de mi ombligo, como el otro día decía Toni. Hay mucha vida ahí fuera y me gusta que vosotros vengáis a recordármela...
Seguimos. Gracias...

MK42 dijo...

Lo conseguirás. Todos los que habitamos algún zulo -el mío es el del dolor- conseguimos salir alguna vez a fuerza de coraje y de ternura. La mejor medicina es la ternura, el tacto, el contacto, querer, quererte y dejarte querer. Mil besos solidarios.

codeman dijo...

No puedes desfallecer, podrás estar cansada, podrás mirar hacia lo lejos y darte cuenta cuanto falta, pero hay algo que he aprendido en la vida y es que cuando tienes la responsabilidad de ayudar a alguien, te haces fuerte.

Porque no puedes fallar, porque no tienes la posibilidad de fallar y es cuando miras todo lo andado, es es cuando ves la fuerza de tus piernas y de tu pecho, reconoces que las arrugas y las cicatrices te han hecho fuerte por lo mucho que has aprendido.

Y te cuento todo esto porque yo, y creo que muchos mas, te necesito.

Kamra dijo...

Hay que seguir, siempre renacer, resurgir, y avanzar, duela lo que duela.
Respira, concéntrate, y respira

Besos