martes, 8 de marzo de 2011

Volver o viceversa

Estoy de vuelta, aunque no sepa muy bien lo que es volver o ir a ninguna parte. En Murcia el futuro huele diferente, como a charquito después de la lluvia. No, no me refiero a la hierba mojada de la que hablan los poetas que olvidaron ser originales, me refiero a charco. A bache. A montañas altísimas. A no ver nada que no sea el agua de la ducha que voy a darme cuando deje de soltar estas verdades que tatúan el presente. Lo de ahora mismo, eso es lo único que soy capaz de ver cuando vuelvo, o mejor escrito, cuando llego al lugar del que me fui. Un lugar al que se le han acabado las sendas... Vale, vuelvo a decir mal, un lugar lleno de sendas que no quiero emprender.
Me he traído las ausencias, los desencuentros, las despedidas que no llegaron a suceder pero que huelen peor que las otras y varios olvidos. También me he traído algunos recuerdos del otro extremo, pero ya se sabe, a veces revolver los infiernos te deja mejor cuerpo. No, es peor, ya lo sé, pero elijo el papel de víctima, a ver si de tantos premios a la mejor actuación me aburro de aburrimiento.

4 comentarios:

PazzaP dijo...

No te líes. Hay infiernos que saben a gloria victimista, pero no son esos los que mejor cuerpo dejan.

No obstante, el infierno siempre será el infierno, y sólo el talante con el que pases por él, definirá tu estar posterior: A mayor resistencia, más aguda y larga estancia.

No tengo alegría yo tampoco hoy, y siento que luchar no ayuda a concentrar la energía para mañana, cuando todo esto pase. Porque siempre pasa, y lo sabes.

Nebroa dijo...

No me lío Paz, sé que esos infiernos lo que se dice buen cuerpo, no dejan. Dejan otras cosas, bastante más difíciles de eliminar que las lorzas de las que hablábamos arriba.

No me resistí esta vez, por eso, a la vuelta, el dolor era menos punzante, hoy sonrío con más ganas y soy consciente de cómo cuido mis estancias en los abismos. Siempre soy consciente de que estoy en ellas, para mí es un gran paso.

Luchar... dejar de luchar. Uff... lo difícil que es aprenderlo, eh? Me costó, acostumbrada al papel de heroína que con todo puede. Fíjate, al final, dejarse ir era la mejor forma para vencer...

PazzaP dijo...

¿Difícil eliminar las lorzas?
Comiendo chocolate desde luego... :P

Nebroa dijo...

Creo que voy a pasarme al dulce de leche